SELECCIÓN

Cuidan a Edinson Cavani

El “Matador” fue el único que entrenó aparte; dejaron la sangre en el Complejo.

Foto: Darwin Borrelli
Foto: Darwin Borrelli

Me vengo recuperando”, dijo Edinson Cavani al pasar rumbo al vestuario tras la práctica matutina de la víspera y al detenerse a sacarse fotos con las enfermeras que les habían realizado el control antidopaje más temprano.

El “Matador” fue el único que entrenó en forma diferenciada en el primer día en el que Tabárez contó con los 26 futbolistas que integran la nómina de preseleccionados. Se limitó a correr junto al preparador físico Sebastián Urrutia, mientras que sus compañeros, divididos en cuatro equipos, hacían fútbol en espacios reducidos con mucha dinámica.

En un momento, y tras correr a lo ancho de la cancha número 2 del Complejo Celeste, Cavani se tomó el posterior. Y luego conversó con el doctor Albert Pan. Se trata de una vieja lesión y en ese sentido vale recordar que el salteño no jugó los últimos dos partidos del PSG, aunque tampoco lo hicieron varios de los mundialistas en otros equipos.

Además, en el entrenamiento de la tarde, Cavani hizo fútbol contra un equipo de la Mutual y realizó tareas de definición.

Equipo. En ese movimiento el equipo celeste, que enfrentó a la Mutual formó con Muslera; Varela, Godín, Giménez, Cáceres; Vecino, Torreira, Bentancur; Ramírez; Cavani y Suárez. Las variantes, respecto al sábado, estuvieron en los ingresos de Godín, Suárez y Cavani.

Sorpresa. En la víspera, la práctica de la mañana se retrasó tres horas. Estaba previsto que comenzara a las 9:30 horas y los futbolistas recién salieron a la cancha pasadas las 12:30. Todo se retrasó debido a un control antidopaje sorpresa de la FIFA que se realizó a primera hora. Es algo que se hace con todas las selecciones antes de los Mundiales. Se retiraron muestras de sangre y orina a los 26 futbolistas y eso demoró los trabajos que estaban previstos para la mañana.

Las cuatro enfermeras que fueron contratadas por la FIFA para realizar las extracciones primero cumplieron con su tarea y luego se quedaron a observar el movimiento y también aprovecharon para sacarse fotos con Cavani. Una de ellas le pidió que le firmara una pelota para su hijo.

“Yo lo hubiera hecho gratis igual”, dijo una de las enfermeras refiriéndose a la posibilidad que habían tenido de conocer a los jugadores celestes. “Imaginate cuando cuente que le saqué sangre a Suárez y a Cavani”, agregó otra de ellas.

Luis Suárez y Diego Godín, los últimos en incorporarse junto a Cavani, trabajaron con normalidad. Ambos entrenaron en el mismo sector de la cancha, donde Rebollo y Celso Otero dividieron a los futbolistas en grupos de seis y repartieron chalecos verdes y rosados. Suárez jugó en el equipo verde y el capitán celeste integró el grupo de los rosados.

En el otro sector del campo trabajaron diez futbolistas bajo las ordenes del profesor Herrera. Se enfrentaron otros dos equipos, pero de cinco jugadores cada uno. Tabárez observó el movimiento a un costado junto al doctor Pan.

Al “Pistolero” se lo vio muy enchufado durante su primera práctica en el Complejo. “¡Bien Luis!”, gritaron varios cuando Suárez se tiró a los pies de De Arrascaeta para recuperar el balón

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)