PEÑAROL

¿En la cuerda floja?

El ‘fantasma’ de Diego Aguirre, hoy desvinculado de Atlético Mineiro, vuelve a sobrevolar Los Aromos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
“Polilla”. Ha admitido que Peñarol no juega bien, pero lidera. Foto: Nicolás Pereyra

Si no salgo campeón soy el primero en irme. Ya se lo dije a Juan Pedro (Damiani). Si no salgo campeón, por más que tenga contrato me voy solo. Porque creo que es una obligación para mí como entrenador salir campeón con Peñarol", dijo Jorge Da Silva tras la derrota sufrida por su equipo frente a Plaza.

"Y aún saliendo campeón y todo, creo que nos debemos una reunión con los dirigentes a ver si lo que hicimos es lo que el club quiere. Llegado el momento nos sentaremos con ellos a analizar el semestre. No me influye que se hable de otros técnicos, aunque no creo que hoy nadie esté pensando en eso", afirmó el entrenador.

Sin embargo, parece que hay gente dentro del club que está pensando en que Jorge Da Silva no continúe, a pesar de que tiene contrato por un año más con la institución.

Que el Peñarol de Da Silva no ha conformado es una realidad. Que tal como le pasó a Pablo Bengoechea en el Apertura, no ha conseguido un buen rendimiento y que según él mismo ha admitido, no ha podido encontrar el equipo.

"Fue un torneo muy duro para mí. Por más que siempre hay cosas para mejorar o corregir, son detalles, en este semestre en cambio no hemos podido encontrar el equipo básicamente porque el rendimiento no fue el que esperábamos para este plantel. Me siento muy responsable", reconoció el "Polilla".

Algo parecido le costó el puesto a Pablo Bengoechea, a pesar de que ganó los dos torneos que disputó (aunque perdió la final del Uruguayo con Nacional) y clasificó a la Copa Libertadores.

En el torneo Clausura, el Peñarol de Da Silva dejó 16 puntos por el camino, producto de cuatro derrotas y dos empates. Demasiados puntos perdidos para un equipo grande. En la Copa Libertadores, mientras tanto, los aurinegros no pasaron el grupo, donde perdieron 13 unidades. Solo cosecharon dos empates, en el debut en Lima frente a Sporting Cristal y ante Huracán en Buenos Aires. Y su única victoria fue ante Cristal en el Campeón del Siglo, cuando ya estaban eliminados del certamen.

Que Diego Aguirre no esté trabajando en este momento, es una espada de Damócles que cuelga sobre la cabeza del "Polilla". Cabe recordar que la "Fiera", quedó desvinculado de Atlético Mineiro tras su eliminación de la Copa Libertadores a manos de Sao Paulo y es siempre el técnico preferido del presidente Damiani.

Que el titular auriengro haya confesado públicamente que quería acercar nuevamente al club a Carlos Sánchez, quien fuera el gerente deportivo del club, fue un dato muy significativo. Pues el "Tío" es muy amigo, una especie de hermano de la vida de Diego Aguirre. Damiani también habló de incorporar a Jorge Gonçálvez, otro ex compañero de la "Fiera".

Es cierto, que hay varios consejeros de la oposición que no están de acuerdo en seguir cambiando de entrenador, como se ha hecho en los últimos tiempos en el club, sin conseguir lo que se buscaba. Que están convencidos que ese no es el camino, pero tampoco acompañaron la decisión de despedir a Bengoechea y sin embargo, el "Profesor" se tuvo que ir del club.

"Nunca me arrepentí de haber venido a Peñarol, vine convencido y confiado de poder hacer un buen trabajo. No hay arrepentimiento ninguno", aseguró el "Polilla".

LOS DIRIGENTES PIENSAN QUE "NO ES MOMENTO PARA HABLAR".

Ricardo Rachetti.

"Es un tema muy sensible y hay un técnico trabajando. Si me preguntás mi posición, no tengo una tomada. Lo que sí tengo claro es que primero hay que terminar el campeonato para luego pasar raya. En el Consejo no se habló de la continuidad de Da Silva, hablamos de lo que fue el partido del otro día, de la integración del equipo, de los cambios. Hicimos catarsis".

Ignacio Ruglio.

"Hay que esperar a que termine el campeonato antes de empezar a hablar de posibles cambios. A Peñarol le hacen muy mal los constantes cambios de entrenador. Lo mismo que hablar de un nuevo gerente deportivo. O salir a hablar de los jugadores, todo eso genera desconcierto a tan poco de definir el Uruguayo. Genera inestabilidad y eso no es bueno".

Marcelo Areco.

"No tengo la cabeza puesta en eso en este momento. Sólo pienso en los dos partidos que tiene Peñarol por delante. Hablar del entrenador no le haría nada bien al club en este momento. No me lo planteo siquiera. Lo que si me gustaría, después que termine todo, sería sentarme a conversar con el "Polilla" para ver si sus caminos y los del club se cruzan".

Carlos Scherschener.

"En este momento estamos todos tras el mismo objetivo que es ganar el Uruguayo. De todas formas, es obvio que Juan Pedro quiere una revancha con Aguirre antes de terminar su mandato. Nadie desconoce las condiciones y la suerte de Aguirre, pero ahí habría que ver si es Aguirre con o sin estructura deportiva. Y no es bueno cambiar otra vez de técnico".

Edgar Welker.

"En el Consejo no se habló una palabra de Diego Aguirre. Empezar a hablar ahora de Aguirre sería seguir cometiendo un error. No hay que pensar en el tema entrenador antes de una instancia definitoria como esta. No es el momento oportuno. Por otra parte, no creo que cambiar de técnico sea la solución, lo hemos hecho antes y no nos dio resultado".

Rodolfo Catino.

"No hay dos opiniones sobre que a los hinchas de Peñarol nos encanta Diego Aguirre como técnico. Pero creo que no es momento de tratar ese tema. Estamos concentrados para intentar conseguir el Campeonato Uruguayo, no estamos pensando en un cambio de técnico. Al menos conmigo nadie lo habló y no creo que sea el momento de hablarlo".

Andrés Sanguinetti.

"No voy a hablar de eso hasta que se termine el campeonato. No es momento para hablar de eso. Sería una locura. No se puede hablar ahora ni de jugadores ni de técnicos. El momento de evaluar es al final del campeonato. De todos modos, mi posición siempre ha sido la de respetar los procesos y de escuchar la opinión del gerente deportiva".

Cuatro con amarilla y sin "Maxi" Olivera.

Nahitan Nández, Marcel Novick, Matías Aguirregaray y Tomás Costa llegan al partido con Juventud con cuatro tarjetas amarillas. Es una de las preocupaciones del técnico Jorge Da Silva de cara al trascendente partido con los pedrenses, pues en caso de sumar una más cualquiera de ellos podría perderse la semifinal frente a Plaza Colonia.

A eso se agrega la baja de Maximiliano Olivera, que sumó su quinta amarilla y no podrá ser de la partida ante los de Giordano. Seguramente, su lugar será ocupado por Andrés Rodales, tal como ocurrió frente a Wanderers cuando Olivera pasó a la zaga.

Ayer los carboneros regresaron a entrenar a Los Aromos tras el duro golpe que significó la caída ante Plaza y la vuelta de los colonienses en el Campeón del Siglo.

Justamente Olivera, no trabajó a la par del resto por una contractura que sufrió en el gemelo. Se limitó a entrenar en el gimnasio. Otro que no entrenó fue Luis Aguiar, quien se quedó en su domicilio con un fuerte estado gripal.

Los juveniles Federico Valverde, Diego Rossi y Santiago Bueno trabajaron con la selección Sub 20. Es probable que el "Pajarito" regrese al equipo el domingo. Hoy vuelven a entrenar por la mañana.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)