CAMPEONATO URUGUAYO

El trabajo del cuarto árbitro

Jonathan Fuentes tuvo que apoyar a Cunha, cuyo intercomunicador no funcionó y no pudo escuchar las sugerencias del VAR

Jonathan Fuentes en el clásico entre Nacional y Peñarol. Foto: Gerardo Pérez
Jonathan Fuentes en el clásico entre Nacional y Peñarol. Foto: Gerardo Pérez

El cuarto árbitro, Jonathan Fuentes tuvo un primer tiempo con mucho trabajo. Es que cuando iban apenas 10' de juego el intercomunicador de Andrés Cunha dejó de funcionar y por ende perdió comunicación con sus asistentes y con el VAR.

Incluso, cuando iban 15' Cunha estuvo varios minutos al costado de la cancha intentando solucionar el inconveniente sin conseguirlo. Y por eso se adicionaron 15' al final de los primeros 45 minutos.

Lo cierto es que Fuentes, con un handy en la mano tuvo que ser el nexo entre Cunha y los jueces que trabajaban en el VOR. Así sucedió cuando el árbitro fue a revisar la jugada del supuesto penal de Viña a Estoyanoff.  Cunha uso el handy de Fuentes y luego revisó la jugada en el monitor, pero al final se mantuvo en lo que había decidido antes y dio el tiro libre.

Le trajeron un  intercomunicador nuevo para el complemento.    

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)