ESPAÑA

¿Cuánto sufre y cuánto disfruta Barcelona de su plantel galáctico?

La situación mundial llevó a que Barcelona deba analizar muchos aspectos dirigenciales y uno de ellos es el económico donde pierde mucho, pero también recibe.

El Camp Nou a la espera del duelo entre Barcelona y Valencia. Foto: Reuters
El Camp Nou a la espera del duelo entre Barcelona y Valencia. Foto: Reuters

Tener a una buena parte de los mejores jugadores del mundo en tu plantel, cuesta y se podría decir incluso que cuesta y mucho. Esto es, en parte, lo que le sucede a Barcelona que cuenta con jugadores de mucho renombre, jugadores que cualquier equipo querría tener y a los que hay que “mimar” para que se sientan a gusto dentro del club.

Más allá de los aspectos personales y los humanos, aquí también se hace una clara alusión a lo estrictamente económico, que puede marcar un diferencial para que los jugadores se queden en el club o se marchen buscando otros horizontes.

No cabe duda que jugar en Barcelona es el sueño de muchos futbolistas y por eso a veces el dinero queda de lado, pero una cosa lleva a la otra y por eso el conjunto culé es el que tiene los salarios más altos del mundo.

El informe Global Sport Salaries Survey 2019, que fue publicado a fines del año pasado, indica que justamente el equipo catalán es el que más gasta en sueldos del fútbol español, con un promedio de 11.5 millones de euros anuales. Lo que le permite también liderar el ranking entre todos los clubes del mundo seguido por Real Madrid, al igual que en 2018, y por Juventus que para la temporada 2019 subió del noveno puesto al tercero.

Aunque perfectamente podría ser esperable este resultado, esto no solo implica contar con una buena camada de jugadores, también lleva a que mes a mes haya que pagarles y ahí es donde la situación puede tornarse complicada.

En épocas como la que se vive actualmente, cuando la pandemia del coronavirus detuvo toda la actividad deportiva, un gigante como Barcelona también debe buscar la manera de salir adelante teniendo en cuenta que sus ingresos disminuyeron sustancialmente, pero que los sueldos altos de sus jugadores siguen allí y con la obligación de pagar.

La iniciativa de los presididos por Josep Bartomeu apunta a una reducción salarial de 70% a la que, en un principio, los jugadores se habían negado, Según la prensa catalana, el plantel esperaba que el recorte fuera del 30%.

“Básicamente se trata de una reducción de la jornada laboral, impuesta por las circunstancias y las medidas de protección llevadas a cabo, y, como consecuencia, la reducción proporcional de las retribuciones previstas en los respectivos contratos y bajo los criterios de proporcionalidad, y sobre todo equidad”, informó un club a través de un comunicado.

Por las normas españolas, si el club presenta déficit, los integrantes de la directiva deben responder con su patrimonio.

Sin embargo, más allá de lo que gasta Barcelona en sus jugadores, que es un monto muy alto, lo es todavía superior el que recibe el club gracias a los jugadores que tiene entre sus filas.

Contar con Luis Suárez, Antoine Griezmann, Marc Ter Stegen, Gerard Piqué y , sin duda, con Lionel Messi lleva a que los partidos del conjunto culé sean vistos en todo el mundo, que todos los partidos sean con las tribunas casi completas, que cada turista que visite la ciudad vaya al museo o compre la camiseta del club y eso también hay que tenerlo en cuenta.

Actualmente, según datos recabados por el Diario Marca de España, el plantel de Barcelona cobra 391 millones de euros que representan el 83% de todos los gastos de personal que tiene el club. En el porcentaje restante entran los planteles de las distintas disciplinas deportivas, como las divisiones inferiores del fútbol, el básquetbol, handball, hockey sobre patines y el fútbol sala.

Este informe indica: “En el presupuesto ofrecido por el Barça en la última Asamblea de compromisarios, se calculaban 1.007 millones de euros de gasto en la temporada 2019-20. De esa suma, 507 millones de euros estaban destinados a los salarios deportivos, 135 millones a las amortizaciones y 56 millones a los salarios no deportivos. Mientras, otro buen trozo de la tarta, 254 millones de euros, se dirigen a los gastos de gestión”.

Pero cabe señalar que más allá de los gastos, una enorme porción del dinero que entra a las arcas del club catalán viene gracias a los jugadores y de hecho se estimó, ante de la pandemia, que para la temporada 2019/20 ingrese un total de 875 millones de euros de los cuales 668 vendrían solo gracias al plantel principal de Barcelona.

El desglose marca que “el Barça presupuesta ingresar 108 millones por competiciones del primer equipo, 262 millones en derechos de televisión del primer equipo, 255 millones en ingresos por comercialización y publicidad del primer equipo y, finalmente, 42 millones en concepto de ingresos por abonados y socios del primer equipo".

De esta manera, el informe intenta reflexionar sobre que el balance de gasto e ingreso no parece ser tan grande teniendo en cuenta que los jugadores representan el 83% de los gastos, pero también son el 76% de los ingresos que tiene el club actualmente.

Eso sí, está claro que manejar un club como Barcelona no es para cualquiera y Bartomeu busca salir bien parado de una situación que sin duda complica a todos los clubes a nivel mundial y no solo a nivel euroepeo. Los grandes salarios de los jugadores llevan, en parte, a que la preocupación sea mayor y por eso no escapa, incluso, a la posible venta de algunos jugadores en el próximo mercado.

Nombres como los de Arturo Vidal, Ivan Rakitic, Coutinho (cedido al Bayern Munich), Samuel Umiti, Antoine Griezmann, Neto, Martin Braithwaite y Carles Aleñá (cedido al Betis) son algunos de los que suenan como posibles transferencia con la intención de “hacer caja” y mejorar una situación económica complicada.

Pese a ello, debido al hambre deportivo, no sorprenderia que aunque la situación no sea la mejor se tire al mercado a buscar fichajes de renombre como la posible vuelta de Neymar y o también el arribo del argentino Lautaro Martínez que por estas horas desvela a la institución blaugrana.

Los jugadores juegan y sobre todo cobran, pero también son una muy buena fuente de ingreso y si Barcelona lo equilibra, puede sacarle un rédito importante.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados