FÚTBOL DE LUTO

¡Cuánto dolor!: la violencia vs. la pelota

Hernán Fioritto se sumó a la lista de víctimas de los delincuentes que dicen ser hinchas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
De luto. La AUF suspendió toda la actividad del fin de semana por el fallecimiento del joven Hernán Fioritto y llamó a una semana de reflexión.

La pelota llora una vez más. Las autoridades del fútbol uruguayo decidieron parar la actividad y llamar a una jornada de reflexión luego de que el viernes a la noche Hernán Fioritto, hincha de Peñarol baleado en Santa Lucía el 28 de septiembre en los festejos de un nuevo aniversario del club, falleciera a sus 21 años.

Como ya ha pasado en las últimas tres décadas, el fútbol paró por tiempo indeterminado y al igual que todos estos años, junto al gobierno, busca las mismas "soluciones" que hasta ahora no han llegado ni cambiado nada.

El 12 de junio de 1994, Diego Posadas (16 años), hincha de Nacional, murió degollado por un parcial de Peñarol de 15 años en las inmediaciones de la Plaza Maracaná previo a un clásico. El partido se desarrolló con normalidad y luego el fútbol también estuvo parado con pérdida de puntos para ambas instituciones: cuatro a cada una.

El 30 de marzo de 1996 el Parque Central se tiño de sangre. A la salida de Nacional-Cerro, sobre la tribuna principal, paró un camión con fanáticos albicelestes que bajaron a robarle la bandera a un hincha tricolor. Daniel Tosquellas salía tranquilamente del estadio y al observar este hecho, en un acto de valentía y generosidad, quiso ayudar al damnificado, pero la historia terminó de la peor manera. Recibió dos balazos y falleció de inmediato. La jornada futbolística se suspendió y se reanudó una semana más tarde mientras, un joven de 15 años (apodado el "Carliño") se entregó ante la Justicia haciéndose cargo de este hecho.

Más cerca en el tiempo, el 11 de marzo de 2006, Héctor Da Cunha fue asesinado por hinchas de Peñarol mientras esperaba el ómnibus junto a su esposa (Natalia, de 35) y su hijo (Damián, de 12) en la puerta del Hospital de Clínicas. ¿El motivo? Tenía puesto un gorro de Cerro. Tres personas fueron procesados como coautores. Al mirasol, en ese Uruguayo, le descontaron 12 unidades.

El 28 de abril de 2011, a las 0.45 horas mientras volvía a su casa por la calle Nueva Palmira y Defensa (barrio La Comercial), falleció Rodrigo Aguirre, hincha aurinegro de 18 años, tras recibir un disparo desde un auto. Fueron procesados un menor, que confesó haber sido el responsable de este hecho, y otros tres mayores como coautores.

Ahora llegó el turno de Hernán. La pelota llora una vez más y el fútbol uruguayo suma otra de las páginas más oscuras en su historia.

UN PROBLEMA QUE VIENE DESDE SIEMPRE.

- 22/9/1957:

Carlos Héctor Gómez murió de una brutal golpiza en Belvedere luego de festejar un gol de Sud América que jugaba ante Progreso un partido clave para conseguir el ascenso a Primera División.

- 30/9/1959:

Julio Calognil recibió un balazo a la salida del partido entre Liverpool y Danubio, que jugaban por la permanencia y donde el árbitro tuvo que suspenderlo en el complemento por una agresión al arquero local.

- 16/9/1963:

En la Tribuna Ámsterdam se generaron fuertes discusiones entre hinchas de Nacional y Wanderers. Hugo Rodríguez, fanático bohemio, cayó al talud en medio de la gresca y terminó perdiendo la vida.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados