FÚTBOL

Un cuaderno de notas: el aliado de Jorge Fossati al momento de dirigir

El “Flaco” participó de The Coaches Voice y contó varios detalles de su carrera como entrenador en Uruguay, en el exterior y en la selección uruguaya.

Jorge Fossati durante un juego de River Plate. Foto: Francisco Flores.
Jorge Fossati durante un juego de River Plate. Foto: Francisco Flores.

Reunir las experiencias de los mejores entrenadores del mundo en una sola plataforma no es sencillo, pero The Coaches Voice lo ha intentado y mal no le ha ido porque se encontró con grandes entrevistas a entrenadores de la talla de José Mourinho, Julen Lopetegui o Luiz Felipe Scolari.

En esta ocasión el turno fue para un uruguayo reconocido a nivel mundial: Jorge Fossati. El “Flaco” suma grandes experiencias tanto en el fútbol uruguayo como en el exterior y puede considerarse uno de los entrenadores que más ha ganado en tierras asiáticas.

En sus confesiones cuenta las ganadas y también las perdidas así como un detalle particular al momento de dirigir: un cuaderno de notas que con los años suma más y más experiencia.

“Todo lo que me ha pasado en el fútbol lo tengo apuntado en un cuaderno de notas. Desde el año 85′ arranqué a escribir todo lo que pasaba. Yo jugué hasta el 90′. De esa etapa tengo temporadas completas, frases de los entrenadores, análisis de partidos después de haber escuchado al técnico lo que había dicho y cuál era el plan de juego”, contó Fossati.

“Después como técnico lo seguí haciendo. Conversaciones con los jugadores, apuntes de los equipos que he estado y diferentes aspectos tácticos. Hace poco, antes de un partido, estaba revisando unos papeles y encontré un trabajo de pelota quieta que hacíamos en Danubio en el año 98-99”, agregó.

“Ha pasado mucho tiempo, pero me sirvió para ese choque. Eso te hace ver que el juego no ha cambiado. Aunque a veces los entrenadores nos enredamos con ciertas cosas y nos olvidamos de lo esencial de este juego. Y lo esencial en esto, desde que comenzó, es que hay dos arcos: uno que debes atacar y otro que tienes que defender. Y el equipo que mejor haga esas dos cosas será el que gane”, manifestó el entrenador.

SUS INICIOS

River Plate y Peñarol

“Mi salida se dio en mi tercer año. Con contrato firmado para continuar, sorpresivamente apareció Peñarol a finales del 95’. Y River, en vez de ponerme trabas, hizo todo lo contrario. Recuerdo como si fueran hoy las palabras del presidente Carlos Molinari en su despacho: “Flaco, vos y yo sabíamos que esto algún día iba a pasar. Te tuvimos en River, te disfrutamos, nos diste muchas cosas, te lo mereces. Y sabes que te deseo lo mejor”.

El salto a Peñarol era grande y con un solo desenlace posible. El equipo venía 3 años consecutivos de salir campeón uruguayo con Gregorio Pérez. Así que era terminar de construir el puente hacia el “quinquenio” o poner una bomba al puente. Por suerte sucedió lo primero, ganando el cuarto título de Liga consecutivo”, expresó Fossati.

“A pesar de eso, decidí salir de Peñarol. Lo hice por discrepancias con la directiva. Mientras yo estaba en el cargo el club habló con otro entrenador. José Pedro Damiani, el presidente, dijo a su directiva: “Acá se queda Fossatti”. Sin embargo, yo ya había tomado la decisión de que me iba a casa. Antes que nada estaban mis principios”, agregó.

Jorge Fossati celebrando su título como entrenador de Peñarol. Foto: Archivo El País.
Jorge Fossati celebrando su título como entrenador de Peñarol. Foto: Archivo El País.
selección: parte 1

Un sueño frustrado

“Yo, la verdad, estoy viendo a los jugadores de Cerro y estoy imaginándome a Darío Silva o a cualquier otro de la selección. Ya no tengo la cabeza acá, y tampoco me gusta robar la plata. Me voy presidente”, le dijo Fossati al presidente de Cerro Porteño cuando la chance de dirigir a la Celeste estaba viva.

“Domingo Lezcano lo entendió y me vine a Uruguay a esperar a ser nombrado seleccionador. Pero justo en marzo del 98 cambiaron las reglas de juego en Uruguay, porque fue la primera vez que se licitaron los derechos de la televisión. Y la empresa que ganó la imagen de la selección y los derechos del fútbol uruguayo le sugirió al ejecutivo -con el peso que implica ser el dueño de la imagen- que trajeran a Daniel Passarella”, manifestó el “Flaco”.

selección: parte 2

La revancha del "Flaco"

“La oportunidad de la selección volvió a aparecer. Estaba en Liga de Quito, en 2004. Uruguay empezó muy mal los clasificatorios para el Mundial de Alemania 2006 y en el sexto partido la ejecutiva decidió cambiar. Me llamaron y yo, a pesar de lo que había sucedido antes, ni me lo pensé. Soy de los que me crié pensando que la selección es lo más alto que hay, y en lo futbolístico no hay otra cosa más importante para mí que dirigir a tu país”, cuenta el técnico.

“Acá la Asociación era un caos. Un caos con mayúsculas. Pero eso es un tema aparte. Y con esos muchachos, ese grupo, jugamos hombro con hombro, y prácticamente solos hicimos una segunda parte de la eliminatoria notable, invictos. Eso nos clasificó para el repechaje, ante Australia”, recuerda.

“Pero no pudimos pasar la eliminatoria. No me acuerdo ni de los días que estuve en casa encerrado después de quedarnos fuera del Mundial. No quería atender a nadie. Solo hablaba con mi familia. Hasta el día de hoy no hay una frustración más grande que esa en mi carrera deportiva”, se sinceró.

Jorge Fossati en la selección uruguaya junto a Álvaro Recoba. Foto: Archivo El País.
Jorge Fossati en la selección uruguaya junto a Álvaro Recoba. Foto: Archivo El País.
asia

Un destino exótico

“Mientras llegaban las elecciones (en la AUF), un día me decidí a escuchar a alguien que quería hablar conmigo. Unos empresarios que me dieron una invitación para ir a Qatar. A visitar a las altas autoridades del país, a ver el club y cómo era Doha. Y ver después si aceptaba una propuesta de ir a dirigir al fútbol de Qatar”, contó.

“Dije que sí y precisamente como había quedado con Eugenio Figueredo, de esperar hasta las elecciones, solo firmé hasta junio. O sea, mi primer contrato con el Al Sadd de Qatar fue por cinco meses”. agregó.

“Pero en Doha me enteré por las noticias que la AUF contrataba al actual entrenador: Óscar Washington Tabárez. ‘Listo. Descarto el tema de la selección y renuevo por dos años en Al Sadd’, me dije”, afirma quien terminó cosechando cinco títulos nacionales con el equipo catarí y uno internacional.

Jorge Fossati durante un entrenamiento de Al Sadd. Foto: AFP
Jorge Fossati durante un entrenamiento de Al Sadd. Foto: AFP
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)