TORNEO APERTURA

Cruzando los dedos para que no se produzca un desmadre del coronavirus

El gobierno confía sitiar los focos que aparecieron en Montevideo; el fútbol, mientras tanto, está en sala de espera.

Test de coronavirus. Foto: EFE.
Test de coronavirus. Foto: EFE.

Confianza y tranquilidad. Así están las autoridades del gobierno uruguayo al comprobar que los focos que aparecieron en Montevideo de COVID-19 tienen el mismo origen, por lo que la capacidad de testeo que se tiene, más el éxito alcanzado con el buen sistema de traceo que se viene llevando adelante, permiten augurar que no se producirá un desmadre.

Si todo se cumple bajo los números actuales, cuya previsión no superaría los 100 casos de infectados, el calendario de la actividad futbolística se cumplirá como está previsto: a partir del 8 de agosto.

Diferente sería la situación si en el correr de las próximas dos semanas hay picos de 20 contagios diarios. Si esta proyección termina generándose, el Torneo Apertura no arrancará en la fecha fijada.

Las fuentes gubernamentales consultadas por Ovación dejaron en claro que se ejecutará el mismo plan que ha contribuido para que ninguno de los brotes de COVID-19 que fueron surgiendo en el país pusieran a la pandemia fuera de control.

De hecho, a diferencia de lo que ocurrió en el inicio de la propagación del virus, Uruguay hoy está en condiciones de realizar 10.000 test diarios. Lo que equivaldría a 130.000 test en Argentina y un 1.000.000 en Estados Unidos.

Ese capacidad de testeo es respaldada por un gran equipo de personas que saben como hacer el traceo para sitiar rápido a los focos, de ahí que se tenga confianza en que la situación no se escape.

Paralelamente, el fútbol tiene decidido que actuará de acuerdo a las indicaciones que reciba desde el Ministerio de Salud Pública. Si fuese necesario tener que aplicar el freno se hará, por más que la AUF sigue trabajando para el reinicio de la actividad como fuese acordada con la Secretaría Nacional del Deporte.

Naturalmente que la preocupación se ha generado por un hecho claro: el descuido en las mutualistas.

La diseminación del virus se acrecienta al estar vinculado el personal de la salud, dado que la mayoría (médicos y enfermeros) cumplen funciones en más de un lugar y están en contacto con un importante número de personas. Por lo que se produce un doble ataque: se contamina más gente y se baja la capacidad de respuesta porque se afecta al personal especializado.

Igualmente, si los focos actuales no superan la estimación realizada, no habría cambios en la programación fijada. De allí que todos ahora cruzan los dedos para que eso no ocurra y elevan su reclamo para que la ciudadanía en su conjunto entienda que no debe haber un afloje en las medidas sanitarias previsoras para evitar el contagio.

más lento

El básquetbol debe esperar

El regreso de la actividad del básquetbol no será tan rápido, al menos así es como lo manejan las autoridades gubernamentales y sanitarias. El hecho de que el virus siga circulando en Montevideo y que este deporte se realiza en gimnasios cerrados frena su retorno. Fuentes del gobierno dejaron en claro que esto fue debidamente explicado a los dirigentes del deporte.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados