Liverpool

De la Cruz, la joya de Belvedere

“Desde el baby me dicen que sé leer el partido, que estoy una jugada adelantado”, confiesa Nicolás.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Estampa. La pose de jugador y de crack: “Nico” De la Cruz. Foto: Francisco Flores

Me enteré de jueves para viernes, en la práctica de fútbol. Ahí me hablo Juan (Verzeri) y me dijo que iba a ser titular. Lo tomé bien, las horas previas estuve en la ronda de mate, ese día miramos el partido de Uruguay y Panamá, pensé me que iba a costar dormir, pero me dormí mirando el partido". La anécdota, previo a su debut en primera división, corresponde a Nicolás De la Cruz (18) la nueva joya de Liverpool, el juvenil que asoma como figura en Belvedere.

Después de su fulgurante aparición ante El Tanque Sisley, confirmó todo lo bueno que había hecho, frente a Defensor, un rival encumbrado, que venía de clasificar en la Copa Sudamericana.

"Ya estuve un poco más tranquilo", dice "Nico", de gran gestión ante el violeta: "Juan (Verzeri) y el grupo siempre me dieron para adelante, me transmitieron confianza, tranquilidad. No era un partido fácil, ellos venían afilados por haber ganado en la Copa, y eran líderes del Apertura. Teníamos que ganar, intentar cortarles la racha, pero fundamentalmente, teníamos que sumar".

Pasó El Tanque y ese debut tan esperado. También pasó Defensor, y llegó la confirmación. Ahora, ya asentado en el equipo, lo vive de otra manera. "¿Si lo esperaba? Y bueno…. Uno llega a cierta edad en donde se pregunta si está o no para jugar. Yo creo que sí. Que estaba listo. Era un sueño ¿no? Desde el baby que soñaba con jugar en primera", agrega.

Ese baby en el Coami, el club del barrio, donde era figura, y mandaba en el mediocampo. "El técnico me ponía de cinco porque decía que yo estaba siempre una jugada adelantado a los demás, que me anticipaba, que sabía leer el partido".

Y ohhh casualidad, fue la misma definición que tiró el ingeniero Verzeri cuando se le preguntó por las condiciones de "Nico". "Sabe leer el juego y tiene mucha personalidad", dijo el entrenador que lo ascendió y le dio la gran posibilidad de mostrarse en el fútbol grande.

"En inferiores ya cambié de posición. Jugué de enlace o media-punta, según el entrenador. Me es indiferente", agrega De la Cruz, un juvenil que ya supo salir campeón con la negriazul en el pecho en Sub 16 y en Cuarta División.

Nicolás De la Cruz. Anote el nombre. La nueva joya de Liverpool ya se pasea por Belvedere, pero siempre con los pies sobre la tierra: "Nosotros sabemos que estamos en una situación complicada, y lo hablamos en el vestuario. Tenemos que ir día a día, partido a partido. Y hoy pensamos en el próximo encuentro, en el siguiente rival. Cuando termine el año veremos hasta dónde llegamos", dice con su enorme sonrisa. Pinta para crack.

Hermano del ‘Pato’: admira a riquelme.

Asegura que Carlos Sánchez, su hermano por parte de madre, “es mi espejo, el ejemplo a seguir”. Después, cuando llega el turno de elegir a un ídolo, le brillan los ojos cuando habla de Ronaldinho Gaúcho: “Lo miraba siempre, es un jugador que me encantó desde muy chico”. Pero tira una frase que puede crear un clásico River-Boca: “Siempre me encantó Riquelme. Un crack...”.

Subió la escalera hasta la celeste.

Desde los 12 años está en Liverpool. Lo contó Carlos Ferrgaut, el gerente deportivo. “Después del baby ya lo sumamos a la escuelita que tenemos. Se veía que iba a destacar, de chico ya brillaba”. Hizo la escalera, y subió tan alto que llegó el llamado a la Celeste. Primero, en la Sub 15, y hoy en la Sub 20, con un año de ventaja. “Sería un sueño jugar con la Sub 20. Ya es un sueño pisar el Complejo Celeste, es único”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)