EMILIANO VELÁZQUEZ

En crecimiento

A los 20 años Emiliano Velázquez es titular en Getafe y comenzó el 2015 formando su propia familia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Leonardo Carreño

Emiliano Velázquez lleva cuatro meses viviendo en Madrid: desde finales de agosto cuando fue fichado por cinco temporadas por el Atlético de Madrid y cedido al Getafe.

En los primeros días de diciembre Barcelona visitó al equipo madrileño y no pudo ganarle. El partido, correspondiente a la decimoquinta fecha de la Liga española, finalizó empatado 0 a 0. El exdefensa de Danubio tuvo que marcar a Luis Suárez y al propio Messi. "Creo que para mí fue mucho mejor que para Luis (Suárez), porque yo tenía una gran motivación. No siento que le gané, hice lo que pude y salió bastante bien. Él no jugó mal, jugó normal, pero esa tarde me tocó a mí jugar bien. Hablé con él después del partido y me regaló la camiseta. Te imaginarás que esa va en un cuadro para casa. Para la de Uruguay, porque mi padr e tiene como un museo con todas las camisetas que voy cambiando", contó Velázquez, quien tras el partido conversó con el delantero salteño.

"Me dijo en chiste que le pegué un par de más, pero yo soy zaguero y a veces tengo que pegar… je. Él tiene que tratar de hacer cosas lindas y yo de impedir que las haga", añadió el joven, que hizo toda la escalera del proceso de selecciones juveniles uruguayas: sub 15, sub 17 y sub 20, disputando Sudamericanos y Mundiales .

Los primeros tiempos en Madrid no fueron sencillos para el futbolista de 20 años, aunque estuvo un tiempo acompañado por su madre, quien lo orientó en la cocina. Y ahora, tras pasar la Navidad en Montevideo, regresó a España con su padre y su novia, que ya se instalará con él.

"Se extraña, se sufre; uno quiere estar con los suyos, con su familia, pero de a poquito voy formando la mía con mi novia. Debemos crecer como personas y como pareja más que nada. Es otro desafío importante que tengo por delante", dijo Emiliano sobre Carolina, su novia desde hace dos años.

"Lo que más me costó fue sacar la hora de Uruguay del reloj. Estaba todo el tiempo mirando la hora e imaginando lo que estaban haciendo mis familiares y mis amigos. Llegó un momento en que me dí cuenta que tenía que cambiar. Ahora ya tengo la hora de España y cuando me escriben les respondo, pero si estoy durmiendo descanso y contesto cuando me despierto".

"Yo era muy familiero y estaba todo el tiempo con mis amigos. Tuve que mentalizarme que estoy en España para jugar al fútbol y hacer mi vida", reconoció quien hoy vive en Majadahonda, una zona ubicada a 18 kilómetros del centro de Madrid y donde suelen instalarse los futbolistas. Allí vivía, por ejemplo, Diego Forlán cuando defendía a Atlético. "Me dijeron que tenía que vivir ahí y elegí un apartamentito chiquito, normal, que me gustó; para no cambiar tanto de vida", explicó el defensa criado en Danubio, quien suele juntarse en la capital española con "Josema" Giménez, el "Cebolla" Rodríguez y Diego Godín para compartir alguna comida. "Fueron fundamentales cuando llegué. Me escribieron enseguida y se pusieron a las órdenes para lo que precisara. Son los que están más cerca, pero con el resto siempre hay llamadas o mensajes cuando nos toca enfrentarnos".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)