A 45 días de la Copa América

Cracks que no dejan el vicio... por la pelota

Los campeones de América de 1995 siguen en su mayoría ligados al mundo fútbol.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gustavo Poyet. Foto: AFP.

Es una pregunta común entre los futboleros. Surge en asados y también entre mate y mate. "¿Qué es de la vida de...?", es uno de los temas que nace con frecuencia. Muchas veces, luego de colgar los botines, los jugadores se pierden. Se alejan de los flashes y comienzan su vida posterior al fútbol.

Los que justamente rompen con el molde son los campeones de la Copa América de 1995. De aquellos 22 futbolistas que seleccionó Héctor Núñez, hay 19 que siguen viviendo de la pelota. En distintas funciones, claro está, se han hecho un hueco para seguir cerca de su pasión.

Hay nueve entrenadores, algunos en actividad y otros sin trabajo. Los casos más notorios son los de Pablo Bengoechea y Álvaro Gutiérrez, quienes se encuentran trabajando en Peñarol y Nacional, respectivamente. Fernando Álvez está en Segunda División, al frente de Cerro Largo; Tabaré Silva en Deportivo Quito; Nelson Abeijón en la Tercera División de Fénix y Diego López en el Bologna de Italia, que pelea por conseguir un ascenso a la Serie A. Esperando su oportunidad están: Gustavo Poyet (hasta el 16 de marzo entrenador del Sunderland), Marcelo Saralegui (hasta enero en Rampla Juniors) y Ruben Da Silva (en Progreso desde noviembre del año pasado).

Otros han optado por integrar cuerpos técnicos desde otras funciones. Óscar Aguirregaray es ayudante de Bengoechea en el mirasol, al igual que Edgardo Adinolfi lo hace con Guillermo Sanguinetti en Alianza Lima. Óscar Ferro, también en Peñarol, se desempeña como entrenador de arqueros. Finalmente, en la vereda de enfrente, aparece el caso de Ruben Sosa. El "Principito" se desempeña como colaborador del "Guti" y, además, asesora futbolísticamente a los chiquilines de las divisiones formativas.

Saliendo un poco del césped, aparece el rubro de los representantes. Cinco de aquellos campeones que consiguieron la estrella número 14 para Uruguay se dedican al mundo empresarial. Daniel Fonseca, Sergio Martínez, Gustavo Méndez, José Herrera y Diego Dorta se desarrollan en esta área.

En el plano dirigencial, aparece un único caso: Enzo Francescoli, quien desde el año pasado trabaja como manager en River Plate de Argentina.

Lejos del fútbol, y solo siguiéndolo como un hobbie, están: Claudio Arbiza, Eber Moas y Marcelo Otero.

Los cracks no dejan el vicio... por la pelota.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados