HOLANDA

Crack entre tulipanes

Gastón Pereiro, uno de los futbolistas uruguayos que más se luce en el fútbol de Europa, pasó por el ciclo U-ru-gua-yo que transmite semana a semana Directv.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gastón Pereiro festejando el gol del PSV. Foto: @psv

El hoy jugador del PSV Eindhovenn de Holanda habló sin tapujos. “Siempre me gustó el fútbol. De chico iba a un club y hacía de todo, fútbol, basketball, taekwondo, natación, pero lo que más me gustaba era el fútbol. Primero soñaba con jugar en Nacional y por suerte pude hacerlo, luego surgió ir a Europa por lo que me voy poniendo metas cada vez más altas”, dijo.

Pereiro contó que el pase estuvo a punto de caerse: “Mis representantes me avisaron que me iba a llamar Phillip Cocu, DT del PSV. Al otro día me llamó y me dijo que me quería en el equipo. Pasaron unos días y un viernes me llamó ‘Pitongo’ Delgado y me dijo que al otro día viajaba; fuimos con mi padre, Ache y Navascués. Una vez en Holanda, fuimos al estadio a firmar el contrato y estuvimos desde las 9 de la mañana hasta las 4 de la tarde y no se ponían de acuerdo. Nos fuimos al hotel y se me pasaron muchas cosas por la cabeza. Pensaba que tenía que volver a Nacional. Pero al final al otro día se solucionó todo y firme el contrato”, contó.

Sobre los rumores de un roce con Tabárez, los desmintió: “Nunca tuve ningún problema con Tabárez. Cuando él estaba en el Complejo, se me acercaba y me daba indicaciones. Nunca tuve ni diferencias ni discusiones. He leído lo que la gente pone en las redes como que dije algo que no le gustó pero la verdad que no fue así”, indicó.

También habló de su presente y su posible pase. “A veces tengo al lado a Paco Casal y no sé qué decirle. Me está ayudando mucho y le estoy agradecido. Después de que firmamos el contrato fue dos veces a visitarme, me habla bastante y me corrige cosas de cómo jugar. Ahora que vine a Uruguay estaba él acá y lo fui a visitar yo… Sobre mi carrera vamos hablando año a año, ‘Paco’ me dice: ‘Estoy hablando con tal o cual equipo pero yo te voy avisando’”, indicó.

Sueña con la Celeste, pero sabe que tiene tiempo. Mientras tanto, disfruta del PSV.

El “Chino” y su tatuaje.

“El Chino fue mi ídolo desde chico y cuando le hizo ese gol a Peñarol decidí tatuarme su cara en el brazo. Me dijo ¡estás loco!”.

En el sube y baja tricolor.

“Gallardo me subió a Primera y volví a Cuarta. El ‘Chavo’ Díaz me dejó en el plantel principal, pero debuté en la Copa con Pelusso”, contó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)