Clásicos Formativas

El crack marcó el camino

El clásico de Cuarta División quedó en manos de Nacional, que goleó 4-1 a Peñarol en el Parque Viera gracias a los goles de Labandeira, Lapido, Olivera y Cabrera. Rodríguez descontó para los aurinegros.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Rodrigo Amaral. El delantero, que gana de cabeza, jugó el clásico de Cuarta División. Foto: Francisco Flores

Los ojos estaban puestos en él. Fue el hombre de la semana con apenas 17 años y ayer, luego de firmar el jueves su nuevo contrato con Nacional, Rodrigo Amaral salió a la cancha con la Cuarta División a defender su invicto en los clásicos ante Peñarol. Y cumplió. No fue la estrella del partido, pero las buscó todas, exigió un par de veces al arquero rival y marcó el camino para la goleada tricolor 4-1.

Tras un inicio flojo, el equipo de Carlos Rodao despertó y fue desequilibrante en ofensiva para sellar un gran triunfo que le valió mantener la punta del Torneo Apertura de Cuarta División en solitario.
A los 30’ de juego, una pelota larga cayó al borde del área aurinegra, Amaral la peinó y dejó solo frente al arquero a Facundo Labandeira, quien definió suave para poner el primer gol de la mañana en el Parque Alfredo Víctor Viera.

Los aplausos recayeron en el autor del tanto, pero también en Amaral por el esfuerzo hecho al saltar y pelear esa pelota que terminó en la red.
La promesa de los tricolores, que a los 32’ recibido una tarjeta amarilla por una falta en la mitad de la cancha, no desequilibró como en anteriores clásicos, pero fue pieza importante.

Sin lugar a dudas que la situación vivida entre semana, con las idas y vueltas en torno a la firma de su nuevo contrato con el club tricolor lo marcaron, pero tampoco lo alejaron demasiado del foco en hacer lo que sabe: jugar al fútbol.

Alentado por el público y por todo el cuerpo técnico de Nacional, Amaral dejó su huella en la cancha, metió la asistencia para que comenzara a gestarse la goleada tricolor y fue sustituido a los 65’ de juego para dejarle su lugar a Lucas Rodríguez.

El delantero no pudo decir presente en la red adversaria, pero con seis goles en contiendas ante Peñarol, Amaral mantuvo su invicto en los clásicos y sueña con seguir luchando para cumplir el sueño de jugar en Primera División.

PARIDAD. Tras la goleada de Nacional en Cuarta Divisíón 4-1, el encuentro de Quinta terminó igualado sin goles, mientras que en Sub 16 el triunfo fue para los aurinegros por 2 a 0 con goles de Darwin Núñez y Agustín Dávila, la gran figura de la cancha que está llamado a ser una de las grandes promesas de los mirasoles.

El Parque Capurro será hoy el escenario de los otros dos partidos clásicos de juveniles. A partir de la hora 9:00 se jugará el de Sexta División y a las 11:00 en Séptima.

SABER MÁS

AMARAL JUGÓ 65 MINUTOS

Una de las grandes atracciones del clásico de Cuarta División era en lo previo la presencia de Rodrigo Amaral, el hombre de la semana. El juvenil de 17 años fue titular en los tricolores, peinó la pelota para que Labandeira convirtiera el primer gol de su equipo y recibió la tarjeta amarilla a los 32’ por una falta en la mitad de la cancha. A los 65 minutos fue sustituido y su lugar lo ocupó Lucas Rodríguez

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)