Historias

Cotugno piensa en celeste

“Yo no conocía el salmón y ahora me paso comiendo todos los días.El idioma es muy difícil, pero ya sé decir algunas cosas”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cotugno

Guillermo Cotugno llegó a Rusia hace dos meses para jugar en el Rubin Kazan. Fue a préstamo desde Danubio hasta junio con opción a compra y puso como condición que lo dejaran participar del Mundial sub 20 que se jugará en junio en Nueva Zelanda.

Todo se decidió rápidamente. La posibilidad estaba, pero le avisaron y en una hora tuvo que aprontar las valijas y salir corriendo para el aeropuerto porque cerraba el período de pases. Fue directo a Turquía donde su nuevo club se encontraba de pretemporada y a los cuatro días debutó por la semifinal de la Copa Rusia. "Se lesionó el lateral izquierdo y me puso a mí", contó el defensa de la sub 20.

Ya lleva seis partidos como titular. "Jugué de zaguero derecho, de zaguero izquierdo y de la lateral izquierdo. De lo único que todavía no jugué fue de lo que soy: lateral derecho, je", relató. "Fue todo muy rápido, llegué y enseguida tuve que jugar. No me di mucha cuenta de las diferencias, pero me parece que no son tantas. En las prácticas hacen mucho más hincapié en el ataque que en la defensa. Todo es atacar y atacar. Muchos reducidos y mucho toque. Y en los córners, hacen algo que nunca había visto, defiende todo el equipo, no queda ninguno. Están todos en el área. Pero el fútbol es bastante parecido", explicó sobre el Rubin Kazan que marcha quinto en la Premier League rusa que lidera Zenit.

El defensa sólo había jugado en canchas sintética en el Complejo de la AUF, pero en Rusia hay pocas canchas naturales. "Las canchas con la nieve quedan muy feas, por eso la mayoría son sintéticas. Prefiero las naturales, pero me voy acostumbrando, aunque el piso es mucho más duro", relató.

Concentran dos días antes de los partidos en el complejo del club. Si juegan el domingo, deben presentarse el viernes antes de las 22 horas. Y viajan mucho en avión porque las distancias son muy grandes.

Cuando recibió la llamada de Ovación, estaba en clase de ruso. De todas maneras, el idioma no le ha complicado porque tiene un compañero español, César Navas, que lleva muchos años en el equipo y lo ha ayudado mucho. También hay un brasileño y un búlgaro que hablan español. "Y me hice amigo de los traductores que nos han ayudado mucho a mí como a mi madre y a mi novia, que están acá conmigo, al ir a comprar cosas o a cenar a un restaurante. Si no hubiera encontrado a estas personas que hablan español, todo hubiera sido más difícil. Por ejemplo, el español juega de zaguero izquierdo y me ordena mucho en la cancha. Jugué a los cuatro días de llegar y no conocía la táctica, él me decía: subí, bajá, hacé esto o lo otro".

En clase.

Cuando viajó, Cotugno ya iba con la idea de aprender ruso. "Es muy complicado, pero de a poco vamos aprendiendo. Las letras, los símbolos, son totalmente diferentes. Pero ya sé decir algunas palabras de las que se usan en la cancha: adelante, atrás, izquierda, derecha, y cambiala".

Alberina, su madre, y Kamila, su novia, llegaron a Kazán dos semanas más tarde que él. Es la ciudad más poblada y la capital de la República de Tartaristán. "Les gusta, están entusiasmadas. Si hubiera venido una sola hubiera sido más complicado, pero como se llevan bien, están siempre juntas y se acompañan. Van de compras, y se anotaron en un club a una cuadra de casa. Todo eso las ayuda".

Según Cotugno, cuando el tiempo está lindo la ciudad es hermosa, pero cuando nieva se forma mucho barro y se afea. Viven frente a la costa, y cuando el tiempo acompaña y el Volga no está congelado, cruzan a tomar mate. "Es como una playita, lo más parecido a Montevideo".

La comida tampoco ha sido un inconveniente. Al contrario: probó el salmón y le gustó. "A veces salimos porque hay un restaurante muy lindo cerca de casa. Pero si no, siempre cocinan ellas, ahora mi madre está haciendo canelones. Y pescado, hay mucho pescado. Yo no conocía el salmón y ahora me paso comiendo todos los días. No hay muchas comidas típicas, salvo una sopa de remolachas y cebollas. Es distinta, a mí mucho no me gusta, pero tá".

Rubin Kazán ya recibió el pedido oficial de la AUF para que Cotugno viaje al Mundial sub 20. Si todo sale bien, el 10 de mayo volverá para ponerse a las órdenes de Fabián Coito. "No tienen obligación de cederme, pero lo dejé claro desde el principio. Fue lo primero que pedí. Por suerte cumplieron la palabra, o lo van a hacer. ¡Eso espero!", finalizó entusiasmado.

El tatuaje.

Una de las veces en que lo llamó Ovación, se excusó porque estaba ocupado con su madre. Se estaba haciendo un tatuaje. No él, sino su madre. "Se tatuó un árbol de la vida con las iniciales de mi hermana y mías. Ya lo tenía pensado", contó.

No se olvida.

Su novia Karina, y su madre, llegaron a Kazán dos semanas después que él. Los tres están muy contentos en Rusia. De todas maneras el defensa no se olvida de Danubio. Está siempre pendiente de lo que pasa en la Curva de Maroñas y se ilusiona con que sus compañeros ganen el bicampeonato. "Tenemos un grupo de Whatsapp y me entero de todo lo que pasa en Danubio y con algunos como Gastón Faber y Fabricio Formiliano, los más amigos, hablo individualmente", contó el juvenil.

Los hinchas.

El día en que fue presentado como nuevo jugador del club compartió juegos y algo de fútbol en el gimnasio con algunos de los niños que son hinchas y socios de la institución. Es una tradición que se cumple siempre cuando llega un nuevo futbolista al Rubin Kazan. El idioma no fue barrera para que el juvenil celeste se comunicara con los jóvenes rusitos. En la cancha contó con la ayuda del defensa español César Navas, que lleva muchos años en la institución. Él lo ordenó constantemente, sobre todo porque debutó a cuatro días de llegar y no conocía la táctica.

Contra Hulk.

Guillermo Cotugno en acción marcando al brasileño Hulk que juega en el Zenit de San Petersburgo, equipo que lidera la Premier League rusa. El juvenil ya ha jugado en todos los puestos de la defensa, ¡menos en el suyo!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados