DESDE EL ARCO

¿Quién los hace correr?

Hay que hacer justicia -mediática, al menos- con el trabajo silencioso de Alberto Mena en Defensor, de Marcelo Tulbovitz en Nacional, y de Matías Eijo en Peñarol.

Son los preparadores físicos con menos promoción en los últimos tiempos. De los que menos se habla, pero han logrado lo que pocos lograron.

Tienen planteles largos, heterogéneos, y con la presión permanente de jugar doble competencia a un ritmo y una dinámica sostenida. Lo han logrado.

No en vano, violetas, tricolores y aurinegros, han rendido y han ganado partidos en la hora, con diez futbolistas, logrando incluso, imposición física.

Tanto Mena, como Tulbovitz como Eijo, deben regular el trabajo a muchos futbolistas día tras días, y lo han hecho en forma notable.

Ejemplos varios. El “Cebolla” Rodríguez en Peñarol, ha tenido una continuidad y un rendimiento físico que hacía mucho no lograba. Con el “Mama” Arismendi pasa lo mismo en Nacional, un jugador con un físico pesado, pero que ha soportado el trajín sin problemas. El “Bochita” Cardacio es otro de los que corre y sostiene el ritmo hasta el final.

Acevedo, Lasarte y Ramos, están tranquilos. Les cuidan las espaldas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos

º