CUARTOS DE FINAL

El "modo Copa" de Peñarol está intratable y tiene números asombrosos en Sudamericana

El equipo de Mauricio Larriera llegó a su séptimo triunfo en 11 partidos jugados hasta el momento, pero a eso le suma un gran potencial ofensivo.

Mauricio Larriera. Foto: EFE.
Mauricio Larriera. Foto: EFE.

Después de empatar 2-2 con Cerro Largo en el Parque Alfredo Víctor Viera el 6 de abril, la continuidad de Peñarol en la Copa Sudamericana estaba en duda, pero en la revancha, el equipo de Mauricio Larriera se despachó con un 4-1 frente al arachán y avanzó para jugar la fase de grupos.

A esa instancia el mirasol no llegó como favorito. El equipo que se llevaba todos los boletos para avanzar —solo el primero clasificaba a octavos de final— era Corinthians, pero nada de eso sucedió porque la versión de Peñarol en “modo Copa”, empezó a elevar el rendimiento colectivo basado en grandes actuaciones individuales, pero sobre todo con triunfos.

Es que tras un arranque demoledor con cuatro triunfos al hilo, incluidas las victorias ante el “Timao” en San Pablo por 2-0 y en Montevideo 4-0, el aurinegro se perfiló para conseguir lo que en la última jornada terminó logrando: el pasaje a octavos de final.

El destino quiso que el rival mirasol en esa instancia fuera Nacional, su tradicional rival que pocos días antes de enfrentarlo por Copa Sudamericana ya le había ganado en el Gran Parque Central por el Torneo Apertura 2021.

Peñarol
Los jugadores de Peñarol celebran la victoria ante Sporting Cristal. Foto: AFP

Pero con la fidelidad que Mauricio Larriera y sus jugadores le tienen a una idea que sigue creciendo, el carbonero fue a La Blanqueda, hizo un partidazo y ganó 2-1 para pegar primero en la serie.

Tan fuerte pegó que a pesar de haber perdido como local en el Estadio Campeón del Siglo por 1 a 0, esos goles de visitante lo depositaron en los cuartos de final de este certamen por primera vez.

Y un nuevo desafío se venía para un Peñarol que si bien tiene chances matemáticas en el Torneo Apertura 2021 está muy lejos de lograr el título, hoy pone la cabeza en la Sudamericana y tiene motivos.

Anoche fue a Lima y de visitante frente a Sporting Cristal, se despachó con un contundente 3 a 1 que lo deja en las puertas de la clasificación a las semifinales si es que nada extraño sucede en la revancha del próximo miércoles a las 19:15 en el Campeón del Siglo.

El de ayer fue el undécimo partido de Peñarol en esta Sudamericana. El saldo hasta el momento para el equipo de Mauricio Larriera es de siete victorias, dos empates y la misma cantidad de derrotas.

Pero además de esos muy buenos números, el carbonero le suma un poderío ofensivo más que importante con 26 goles a favor -con un promedio de 2,3 tantos por encuentro jugado- y solamente recibió nueve.

El “modo Copa” de Peñarol está intratable y ahora el carbonero deberá confirmarlo en la revancha para lograr el ansiado pasaje a semifinales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados