NACIONAL

La Copa genera expectativa

Martín Lasarte se plantea objetivos cortos en un año en el que tendrá doble actividad.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Lasarte. “No podemos decir en enero que vamos a ganar una Copa que va a terminar en noviembre”, dijo el entrenador tricolor.

El hecho de jugar la Copa Libertadores nos genera muchas expectativas, pero lo tomamos con mesura porque ya no es lo mismo que antes. Ahora tenemos un torneo que dura casi un año y por eso debemos trazarnos objetivos cortos". En plenas vacaciones, pero con la cabeza en lo que vendrá, Martín Lasarte analizó los cruces que tendrá Nacional en el torneo.

El entrenador tricolor le contó a Ovación que "el sorteo lo vivimos con mucha tranquilidad, no es nada del otro mundo, pero sí esperábamos que se dieran aspectos tales como no estar con rivales que requieran viajes extensos o complicaciones climáticas o geográficas como la altura, por ejemplo".

"Nos tocó viajar a Venezuela y eso implica un trayecto largo, pero debemos prepararnos para afrontarlo", agregó el entrenador que en días de descanso ya comienza a diseñar el futuro del equipo que se reintegrará a los trabajos en Los Céspedes el próximo martes 3 de enero.

Consultado acerca de lo que significa jugar otra vez la Copa Libertadores de América al frente de Nacional, Lasarte explicó que "lo tomamos con serenidad porque el haber salido campeones del Uruguayo no nos da tranquilidad ni nos asegura nada, pero sí nos permite contar con una inyección de confianza y desde lo anímico llegamos a este torneo de buena manera".

El técnico ya había dirigido a los tricolores en dos oportunidades por Copa Libertadores, con suerte dispar. En 2005 el equipo de Lasarte terminó último en el Grupo 5 con un solo triunfo (ante Olmedo en Ecuador por 3 a 2) en una de las peores campañas de los albos en este torneo.

Un año después el camino fue otro. Nacional fue segundo en el Grupo 6 detrás de Inter de Porto Alegre, rival al que enfrentó en octavos de final y se quedó con el pasaje a cuartos luego de ganar 2-1 en Montevideo e igualar sin goles en Brasil.

"Ahora nos tenemos que trazar objetivos cortos. No podemos decir en enero que queremos ganar una Copa que va a terminar en noviembre porque el camino es muy largo", expresó Lasarte, agregando que la nueva temporada del Campeonato Uruguayo le servirá para "rotar más al plantel y darle minutos a jugadores que en este semestre no los tuvieron y que pueden ser importantes para el equipo en la doble competencia".

El técnico fue claro y cerró diciendo: "Creo que podemos sortear la serie, pero debemos trabajar duro por ese objetivo".

Reforzar el equipo si hay alguna baja.

Al día de hoy Nacional no tiene bajas, pero la chance de que se vayan algunos jugadores está latente, sobre todo la del capitán Diego Polenta. Martín Lasarte dijo que "no vamos a hablar de refuerzos si no se va nadie. Si se llega a ir algún jugador ahí sí comenzaremos a ver cómo lo sustituimos", le contó el entrenador a Ovación. Desde el club tricolor la directiva acelera para renovarle el contrato a Mauricio Victorino, el único futbolista al que se le vence el contrato a fin de año. Los albos quieren retenerlo y el zaguero está dispuesto a quedarse, así que este tema quedará solucionado en los próximos días. Por otra parte, los jugadores que tienen ofertas del exterior y podría emigrar son —además de Polenta— Kevin Ramírez y Tabaré Viudez, pero aún no hay nada concreto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados