OVACIÓN EN BRASIL

Brasilia, desde la presencia de los cracks hasta el bajo perfil de la cita continental

En menos de una semana, Messi, Neymar, Suárez y Cavani jugarán en la capital, pero la Copa no atrae y solo se ve material publicitario del torneo en la sala de acreditaciones y en el Mané Garrincha. 

En Brasilia hay dos lugares en los que se ve material publicitario de la Copa América: la sala de acreditaciones de Conmebol y dentro del estadio Mané Garrincha. Ni en el aeropuerto, ni en las avenidas principales u otros sitios turísticos se anuncia sobre el máximo torneo continental. La Copa América, cuestionada por público y también jugadores y entrenadores por realizarse en contexto mundial de pandemia por el COVID-19, no tiene el brillo y la atención que han tenido otras ediciones.

Ni el debut de la selección brasileña el último domingo ante Venezuela de la mano de Neymar ni las visitas de Luis Suárez, Edinson Cavani y Lionel Messi han logrado generar expectativa por este torneo.

En las calles la mayor parte de la cartelería y publicidades que hay en la capital federal de Brasil advierten sobre los riesgos del coronavirus y las formas de prevenirlo. Brasilia es una ciudad que forma parte del Distrito Federal, una de las 27 unidades federales de Brasil, que tiene una población de alrededor de 2.600.000 personas. Según el último reporte de la Secretaria de Salud publicado el 14 de junio, actualmente hay 8.783 casos activos de coronavirus en el DF y un total de casos acumulados de 418.089. En el último reporte se registraron 810 nuevos casos de coronavirus. Han muerto 8.976 personas.

Publicidad en las calles de Brasilia que muestra la cantidad de vacunas contra el coronavirus dadas en Brasil. Foto: Nicolás Pereyra
Publicidad en las calles de Brasilia que muestra la cantidad de vacunas contra el coronavirus dadas en Brasil. Foto: Nicolás Pereyra.

En las inmediaciones del estadio tampoco se puede apreciar un clima de Copa. El estadio está vallado y solamente se puede acceder mediante un portón con la debida acreditación de prensa de Conmebol.

Pero si bien hay poco movimiento dentro del estadio, hay una zona que tiene un poco más de tránsito: el estacionamiento. Frente al estadio Mané Garrincha funcionan dos autotest de coronavirus de laboratorios distintos. Ofrecen tests rápidos con resultados inmediatos, test PCR nasofaríngeos y también de saliva. Los precios oscilan desde los 99 R$ a los 300 R$. Hay otras zonas de la ciudad que están más transitadas y donde existe cierto movimiento turístico. La Catedral Metropolitana Nossa Senhora Aparecida, diseñada por el arquitecto Oscar Niemeyer, es uno de los puntos más visitados de la ciudad.

“Creo que está bien que se haga, tenemos otras competiciones que son hasta más peligrosas. En la Copa las selecciones quedan aisladas en el país, no creo que haya nada que sea diferente o peor de lo que ya pasa”, dice Vinicius, un profesor de educación física. Por su parte Gustavo, un estudiante brasileño, difiere: “creo que es un momento complicado de la pandemia y podíamos posponer esta competición”.

Trabajadores dentro de la cancha del estadio Mané Garrincha en la previa al partido Uruguay - Argentina. Foto: Nicolás Pereyra
Trabajadores dentro de la cancha del estadio Mané Garrincha en la previa al partido Uruguay - Argentina. Foto: Nicolás Pereyra.

Uruguay llegará esta noche al hotel Windsor Plaza, ubicado a menos de dos kilómetros del estadio Mané Garrincha, para preparar el juego ante Argentina.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados