Peñarol

Contrapunto: dos visiones Bengoechea y Urretaviscaya

El técnico aurinegro insistió en que su equipo no jugó bien; el delantero opinó lo contrario

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Gerardo Pérez

Recién me entero de que a Pablo (Bengoechea) no le gustó como jugamos. A nosotros no nos dijo nada después del partido", afirmó ayer Jonathan Urretaviscaya, en la vuelta de Peñarol a los entrenamientos en Los Aromos.

"En el vestuario ya se notaba que todos sabían cómo jugaron el clásico. Los jugadores son los primeros en analizarse y saber si tuvieron la tarde que esperaban o no. Creamos muy pocas oportunidades y tuvimos pocos remates al arco. Todos sabemos que no fue la tarde que soñamos o que queríamos tener", dijo por su parte el entrenador Pablo Bengoechea.

"El otro día no es que estuviera enojado. No sé si enojado es la palabra, pero tenía la sensación de que no jugamos como podemos. Tenemos equipo y futbolistas de buen nivel para rendir más en estos partidos. No rendimos como esperábamos. Los jugadores tampoco quedaron conformes", añadió el estratega mirasol, quien por eso mismo aseguró que no habría rezongos en la primera charla de la semana. "Vamos a analizar lo que pasó y lo que se viene, como siempre. Los futbolistas saben más que nadie cómo jugaron".

Bengoechea insistió, en la conferencia de prensa de ayer, que su equipo cumplió sólo con la mitad del libreto planificado en el clásico. Tal cómo había reconocido en el estadio tras el partido frente a Nacional. "En fútbol la película se divide en dos. A la hora de defender se hizo un gran esfuerzo y a la hora de atacar no estuvimos inspirados. No tuvimos muchas oportunidades y yo esperaba que Peñarol creara mucho más peligro. No se lo creamos a Nacional y ese es nuestro potencial, porque tenemos jugadores para hacerlo. No tuvimos una buena actuación de mitad de cancha para adelante", repitió el técnico, quien consultado sobre qué explicación le encontraba a esa falla de su equipo, habló de una mala tarde, simplemente de una jornada sin inspiración.

"Fue un tema de ese día. Son buenos jugadores, lo han demostrado a lo largo de sus respectivas carreras. Cualquiera puede tener una mala jornada, lo que ocurrió fue que en partidos anteriores, de los que juegan de mitad de cancha para adelante siempre alguno estaba inspirado. Y el otro día fueron varios de ellos los que no estuvieron en la tarde adecuada y por eso no pudimos crear chances de gol", reafirmó.

Urretaviscaya, no comparte la opinión de su entrenador. Para él, el partido frente a los tricolores no le dejó gusto amargo. "El clásico nos dejó un buen sabor porque faltando pocos minutos Nacional pasó a ganar, y por suerte pudimos conseguir un empate que a la larga terminó sirviéndonos porque seguimos primeros", dijo.

"No sé si hubo jugadores que no rindieron, para mí hubo algunos que anduvieron muy bien. Es muy difícil que en un partido haya once que jueguen de buena manera. Hubo jugadores que lo hicieron de muy buena manera y pudieron salvar, al equipo", enfatizó.

Sin embargo, a la hora de decir quiénes jugaron bien, coincidió con su entrenador. "La línea defensiva y el medio campo jugaron bien. A veces se puede juega bien y otras no. Pero hay que estar tranquilos porque estamos en la punta que es lo que todos queremos", insistió.

"Nuestra intención era ganar, pero fue un partido muy difícil, muy cerrado y faltando poco Nacional nos metió ese gol. No es fácil empatar un clásico, pero por suerte, gracias a Hernán, lo pudimos hacer", agregó "Urreta", quien reconoció a su vez, que jugó más cómodo mientras lo marcaba Sebastián Gorga.

"No tengo problemas en jugar por ninguno de los dos lados, pero me sentí más cómodo por el lado de Gorga, por la izquierda. Mientras sea por el bien del equipo puedo jugar en cualquier lado. No tengo problemas en jugar por la derecha", dijo Urreta, quien tras su lesión no parece ser el mismo de las primeras fechas del torneo. Y por eso ha recibido alguna observación por parte de Bengoechea.

"Puede ser que al principio mis actuaciones hayan sido más vistosas. No viene a ser figura, sino a ser campeón y estamos primeros a tres fechas del final. Lo que importa es el objetivo del grupo", reconoció.

"Acepté el cambio de buena manera".

El domingo pasado, Jonathan Urretaviscaya fue sustituido a los 80 minutos de juego por Gonzalo Viera. Fue la primera vez que el técnico Bengoechea sacó a "Urreta" en lo que va del Clausura, con la salvedad de que estuvo dos fechas ausente por lesión, ante El Tanque y River. "Soy uno más del equipo y estoy para sumar. En lo que puedo ayudar, trato de hacerlo. Hago lo que el entrenador me diga. No me cayó mal que me sacara. Tuvo la oportunidad otro compañero y está bien. Es bienvenido. Lo acepto de buena manera. Acepto los cambios que decide el entrenador", dijo Urretaviscaya.

El profesor Turren arrancó la semana con regenerativos.

Tras la charla de Bengoechea con los futbolistas con los que Peñarol arrancó la semana en Los Aromos, el que tomó las riendas del entrenamiento fue el preparador físico, profesor Modesto Turren. Hubo trabajos regenerativos. La mañana comenzó con trotes y luego el grupo se dividió en dos: colchonetas para unos, gimnasio para otros. "Rodillas al pecho, veinte repeticiones", ordenó Turren.

Juveniles: Facundo aparte; Valverde ya es uno más del plantel.

Aunque la mayoría de los futbolistas terminó el clásico con golpes, el único que trabajó ayer en forma diferenciada fue Facundo Rodríguez. El juvenil, que jugó el clásico de Tercera División, salió por una fuerte contusión en la zona de los gemelos y entrenó aparte. A propósito de juveniles, Federico Valverde arrancó a entrenar como uno más del plantel principal, pero seguirá jugando en Quinta.

Breve y tranquila reunión del consejo sin el presidente.

El Consejo Directivo se reunió ayer, pero la sesión fue tranquila y breve. Duró menos de una hora. Ni siquiera se habló del pase del juvenil Valverde al Real Madrid, del que se está ocupando el propio Damiani en la capital española. La idea es que se quede un tiempo más en el club. Se habló de la seguridad, pero sobre todo se hizo énfasis en las tres últimas fechas que quedan por disputarse.

El entrenamiento de la tarde tuvo la presencia de socios.

En la víspera hubo doble horario y la práctica vespertina fue abierta a los socios. Un centenar se hizo presente en el complejo de los aurinegros. Como siempre, disfrutaron de la cercanía de los futbolistas, se tomaron fotos con ellos, y la infaltable con el monumento de Bengoechea, del Quinquenio. Observaron un movimiento en espacios reducidos. De tarde Mac Eachen entrenó aparte.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)