CRISTIAN TABÓ

"Lo que contó siempre fue mi decisión: jugar en Nacional"

El delantero ya había entrenado en Los Céspedes y estaba en la lista de concentrados para hoy, pero para jugar faltaba un detalle no menor: la firma del contrato. Pasadas las 17 horas de ayer salió de la oficina de sus representantes frente a la Plaza Independencia, con un dirigente de Nacional y los papeles en orden.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cristian Tabó. Foto: Ariel Colmegna

—Faltaba la firma. ¿Ahora sí está tranquilo?

—Ahora sí. Y con la cabecita puesta de lleno en el partido de mañana (hoy).

—¿Estaba muy ansioso?

—Sí, estos días lo jodía a Matías (Fariña, su representante): ‘dale, haceme firmar que están todos jugando al fútbol y yo corriendo alrededor de la cancha’.

—¿En todo momento supo que se iba a firmar este contrato con Nacional?

—Sí, sí, obvio. En ese sentido estaba tranquilo porque me lo habían asegurado. En todos estos días que pasaron sin firmar, mi cabeza estuvo siempre en Nacional.

—¿Siente que se habló más de la cuenta antes de esta firma?

—Se habló un poquito más de lo que se tenía que hablar, sí. Que Tabó para allá, que Tabó para acá... y lo que contó en todo momento fue mi decisión: jugar en Nacional.

—¿Cómo se hace para tomar una decisión así siendo tan joven?

—Con la ayuda de la familia y de mis compañeros. Solo es complicado, porque uno es joven y a veces tiene muchas cosas en la cabeza. Pero con la ayuda de mis compañeros y sobre todo de mi familia, me mantuve tranquilo, sabiendo que decidí lo mejor.

—¿Se encontró con lo que esperaba en el club?

—Sí, imponente. Un sueño cumplido. Es un club lleno de grandes jugadores y que, gracias a Dios, se portaron fenómeno conmigo. Me agarraron el "Chino", "Nacho", me metieron abajo del brazo y me hablaron un poco. Todos me recibieron de maravilla.

—¿Y antes de venir habló de Nacional, por ejemplo, con Juan Pablo Rodríguez?

—Sí, también. Me contó que me iba a encontrar con todas las comodidades para trabajar y así fue. Es una gran oportunidad y la quiero aprovechar.

—¿Ya habló de fútbol con Álvaro Gutiérrez?

—No hablamos mucho del tema deportivo, no. Sí hablamos del tema personal, me mostró todas las instalaciones, me presentó a todo el grupo. Estoy muy agradecido.

—¿Genera más responsabilidad que llegue por pedido expreso de Gutiérrez?

—Responsabilidad no, para mí es una tranquilidad. Saber que llegué a Nacional por pedido del técnico me genera mucha tranquilidad porque quiere decir que uno está haciendo bien las cosas.

—En una semana, Copa...

—Pah, estoy deseando que llegue. La Copa fue uno de los motivos por los que elegí Nacional. Siempre tuve el sueño de jugar la Libertadores y ahora lo voy a poder cumplir.

—¿Preparado para una fuerte competencia interna?

—Sí, es lo más lindo que hay en el fútbol. Se da en todos los equipos y acá en Nacional va a estar linda.

—Usted no siempre fue titular en Racing, sabe lo que es ganarse el puesto.

—Obvio, como te digo pasa en todos los clubes. La competencia en Racing estaba buena y esta en Nacional seguro también. Ganarme los minutos es el desafío que me planteo desde que soy jugador.

—¿Cuántas veces se despidió estos días en Racing?

—Es que me decían que al otro día firmaba y me presentaban, por eso me despedía. ¿Y... cuándo te vas a ir? Ya está, andate, me jodían. Fueron muchos años en Racing, desde gurí estoy ahí.

—¿Está pronto para jugar?

—Por ahí me falta un poquito de fútbol, pero físicamente estoy notable. Y anímicamente allá arriba, estoy feliz y quiero jugar ya en Nacional.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)