CRISIS SANITARIA

Conmebol maneja alternativa para que haya Copa Libertadores este año

Crece la idea de que ambos torneos finalicen en 2021, pero se pretende que al menos finalice la fase de grupos y así asegurar ingresos a los clubes.

Aldair Fuentes y Sebastián Fernández en el Alianza Lima vs. Nacional en la Copa Libertadores
Sebastián Fernández en el partido de Nacional ante Alianza Lima. Foto: EFE

Cada vez se hace más evidente que el reinicio de la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana para agosto y el comienzo de las Eliminatorias para septiembre, tal como se lo había planteado la Conmebol, es poco probable.

Los países sudamericanos siguen todos muy afectados por la pandemia de coronavirus y si bien las fechas previstas se mantienen, parece difícil imaginarse incluso que los dos torneos de clubes culminen en este 2020 y que la clasificatoria para Catar 2022 se inicie.

Uno de los elementos que más complica todo es que los 10 países cuyas asociaciones nacionales pertenecen a Conmebol deben estar en igualdad de condiciones sanitarias, es decir sin emergencia sanitaria declarada y que haya libre circulación por su territorio.

Esto significa que todos los equipos puedan jugar en régimen de local y visitante. Esto es fundamental en las Eliminatorias, por lo cual es prácticamente un hecho que éstas no comenzarán al menos hasta marzo del año próximo.

La Conmebol ya maneja con cierto grado de seguridad que la Libertadores no culminará hasta comienzos del año próximo, lo que a su vez afectará la disputa de la edición 2021. Sin embargo, también se manejan algunas alternativas pensando en ganar tiempo.

Una de ellas, y que llegó incluso a oídos del Comité Ejecutivo de la AUF (aunque no en forma oficial, se aclaró), es que de acuerdo a la evolución que vayan teniendo los distintos países sudamericanos, se pueda completar la primera fase reuniendo a los cuatro equipos de cada serie en un país neutral.

Cómo podría continuar la Libertadores

Es casi un hecho que la competencia no retornará hasta septiembre. Al menos eso es lo que casi todos los gobiernos sudamericanos han manifestado, pues ese sería el mes elegido para flexibilizar las medidas sanitarias en lo que tiene que ver a deportes colectivos.

Con el fin de acortar la definición de la Libertadores en 2021, la alternativa es entonces reunir a los equipos participantes en una ciudad de un país al que no pertenezca ninguno de ellos y allí marcar fechas en doble jornada, las que serían sin público.

Esto significa jugar, por ejemplo, martes y viernes. Todos los grupos han disputado dos fechas, por lo cual le quedan cuatro. Con este método en dos semanas finalizaría toda la fase de grupos y hasta quedaría tiempo para jugar alguna fase más.

Así se cumpliría con un doble interés:
1. El de la televisión de transmitir partidos ante la avidez del público.
2. El de los clubes por cobrar el dinero que les corresponde por la emisión de estos partidos.

El inconveniente mayor pasaría por los torneos locales, pues esto afectaría el desarrollo de los mismos.

No obstante, por ahora es solo una idea. Incluso para ello se depende de que haya precisamente países que otorguen las garantías sanitarias correspondientes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados