PEÑAROL

Con confianza: Albarracín ha vuelto a ser el que era

Para el ex bohemio los primeros meses en Peñarol no fueron fáciles: “No estaba dando lo que podía”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Albarracín, con Peñarol. Foto: Archivo El País.

Nicolás Albarracín siente que por fin se ha ganado un lugar en Peñarol, club al que llegó hace nueve meses atrás.

El volante reconoce que adaptarse al grande no le resultó sencillo y que recién ahora ha podido comenzar a demostrar las condiciones por las que los carboneros fueron a buscarlo.

"Los primeros meses en Peñarol no fueron fáciles para mí. Sentí que no estaba dando lo que había llegado a dar en Wanderers. Lo hablaba con mi mujer en casa y estábamos tristes, porque ella más que nadie sabe lo que puedo dar. Terminaban los partidos y no estaba convencido de mi rendimiento, por eso nunca me quejé cuando la hinchada me gritaba. Era porque no estaba rindiendo", contó Albarracín.

"Supuestamente, el fútbol es igual en cualquier equipo, pero en el grande está la obligación de ganar siempre. Estás en el ojo de la tormenta siempre y todo eso me costó", admitió el volante, que ahora se siente cómodo creando chances con Diogo por el sector izquierdo.

"Por suerte, en las últimas actuaciones me ha ido bien, estoy volviendo a rendir lo que estaba acostumbrado, y el equipo en general ha levantado. Hemos hecho buenos partidos, como el otro día por la Copa, por más que quedamos temprano con diez", dijo quien fue el gran sacrificado en Buenos Aires porque tras la expulsión de Nández, tuvo que dejarle su lugar a Tomás Costa. "Con el Polilla ya lo habíamos hablado porque yo había terminado el partido con Danubio un poco cargado en el abductor y era el que estaba más jodido para aguantar todo ese partido que iba a ser muy duro. Decidió sacarme y lo acepté, por más que tenía muchas ganas de seguir en la cancha", relató el volante que espera poder capitalizar todo lo bueno que hicieron del otro lado del charco frente a Rentistas el próximo fin de semana.

"Somos conscientes que hemos sido muy irregulares. Pienso que el equipo lo que necesita es confianza y como las cosas han comenzado a salirnos, hemos mejorado el nivel de juego y estamos creando muchas más chances. Llegando con más gente al área y defendiendo bien, todo eso ayuda. Además de la confianza que nos está dando el técnico al repetir tres veces el mismo equipo, salvo que ahora no puede jugar Miguel (Murillo) arriba. La confianza es lo principal para el jugador, esperamos seguir así, ganando que es lo que Peñarol necesita porque es un cuadro grande", agregó.

"El gran partido del otro día en Buenos Aires, la rebeldía que se puso, también ayuda en la confianza. Cuando las cosas están difíciles hay que apretarse y eso fue lo que hicimos", recalcó.

El ex bohemio sabe que Rentistas no será fácil. Tras un mal comienzo del torneo los "bichos colorados" se han acomodado en las últimas fechas. "Tienen un buen equipo, en el partido del Apertura a nosotros se nos complicó y lo ganamos con un gol de cabeza del "Vasquito". Va a ser duro, pero si repetimos la actitud que mostramos frente a Danubio y Huracán no vamos a tener problemas".

Albarracín es el encargado de pasar a buscar a Diego Rossi, el juvenil que debutará en la ofensiva, pues vive cerca de su casa. "Justo el jueves íbamos para la práctica hablando de que en algún momento iba a tener la chance, sin saber que iba a ser ahora. Y cuando llegamos lo agarró el Polilla y se lo dijo. Es un gran jugador y una gran persona, ojalá le vaya muy bien. A la vuelta volvíamos en el auto y él estaba muy feliz. Me hizo acordar cuando debuté en Primera en Wanderers".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)