ITALIA

La confesión de Fabio Cannavaro tras ganar el Mundial 2006: ¿qué le pasó?

Luego de viajar desde Alemania a Italia con la Copa del Mundo, el excapitán italiano contó que se les rompió el trofeo al llegar a Roma.

Fabio Cannavaro levantando la copa del Mundial 2006 que Italia ganó en Alemania. Foto: FIFA.
Fabio Cannavaro levantando la copa del Mundial 2006 que Italia ganó en Alemania. Foto: FIFA.

Fabio Cannavaro, capitán de la selección italiana campeona del mundo en Alemania 2006, confesó este martes en un vivo de Instagram que la copa recibida tras ganar la final de Berlín se le rompió al regresar a Roma esa misma noche y que la 'auténtica' solo pueden tocarla sin guantes los campeones.

Cannavaro, exdefensa del Real Madrid, entre otros, y actual entrenador del Guangzhou chino, lleva varias semanas contando anécdotas sobre su carrera en las redes sociales y este martes repasó lo que le pasó después derrotar a Francia en la tanda de penales del Olympiastadion de Berlín.

"La Copa del Mundo, la que ves en televisión cuando la ganan los jugadores, es la real, la auténtica. Es la que recoges en el campo, cuando los jugadores se toman las fotos. Luego, en los vestuarios, llegan los chicos de la FIFA, con una maleta, cogen la Copa y se la llevan. Te dan otra y se van", confesó Cannavaro en Instagram.

"La que nos dieron para regresar a Italia era una copia y a nosotros se nos rompió nada más llegar a Italia", agregó el italiano, que ganó la LaLiga de España de 2007 con el Real Madrid de Fabio Capello.

El exdefensa, además, aseguró que la FIFA exige que quienes tocan la Copa del Mundo sin haber ganado un Mundial lleven guantes blancos: "Quienes no son campeones del mundo solo pueden levantar la copa con los guantes blancos, es algo que me parece muy bueno. Nadie puede tocarla, solo quien es campeón del mundo".

Por último, Cannavaro recordó una anécdota sobre la final de Sudáfrica 2010, cuando España conquistó el Mundial contra Holanda: "Cuando fui a Sudáfrica, fui a entregar la Copa a Holanda o España en el campo. Cuando llegó la Copa, yo la agarré con las manos y un hombre de la FIFA me dijo '¿Qué haces? Te tienes que poner los guantes'. Y luego le dijeron, 'No, él puede tocarla sin guantes'".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados