NACIONAL

El comodín del “Cacique”

Arismendi volvió a jugar en el medio y puede ser un presagio para el clásico

Entrenamiento. Arismendi practica con normalidad. Foto: Ariel Colmegna
Entrenamiento. Arismendi practica con normalidad. Foto: Ariel Colmegna

Pasan los técnicos y Diego Arismendi siempre es uno de los indiscutidos en Nacional. Y con Alexander Medina no es la excepción. No en vano es el subcapitán del plantel tricolor.

El “Mama” es un jugador que brinda experiencia, solidez, y que en los últimos años ha mostrado en cancha muchísima regularidad, algo que se valora por parte de los entrenadores a este nivel.

Para esta temporada, el “Cacique” utilizó en la mayoría de los partidos a Arismendi en la zaga, en general junto al joven Guzmán Corujo, quien viene siendo uno de los futbolistas más destacados del plantel. En parte por necesidad, por diversas situaciones que han acontecido en estos primeros cuatro meses del año, y por otro lado porque el doble cinco habitual en la Copa Libertadores -integrado por Christian Oliva y Santiago Romero- ha respondido.

Lo cierto es que en el último partido que jugó Nacional, en la altura de Cuzco contra Real Garcilaso por la Libertadores, Medina mandó a Arismendi al mediocampo, su lugar natural, puso a Rodrigo Erramuspe en la zaga (Diego Polenta estaba sentido) y completó la línea de volantes de contención con los aportes de Luis Aguiar y el propio Oliva.

El domingo Nacional enfrentará a Boston River por la fecha 12 del Torneo Apertura y es posible que Medina empiece a tirar pistas con respecto a la integración para el clásico del 22 de abril contra Peñarol en el Estadio Centenario.

Con Polenta recuperado y trabajando de forma normal, parece muy probable que el capitán volverá a la oncena, acompañando a Corujo en la línea de zagueros.

Si bien en la mayoría de los partidos del Apertura el DT tomó la determinación de alternar a los titulares (los que juegan la Libertadores) por la doble competencia, ahora no tiene porqué hacerlo ya que hasta el miércoles 25 de abril (tres días después del clásico) no jugará por la Copa y ese hecho le brinda la oportunidad al entrenador de colocar el mejor equipo en cancha sin la necesidad de tener que estar especulando con los minutos que juega cada uno.

Por ello, y ya también proyectando un supuesto equipo para el clásico, no es descabellado pensar que el “Mama” tendrá un lugar en la mitad de la cancha.

Si el subcapitán de Nacional pasa efectivamente al medio, se abre otro debate: ¿qué volante sale? Y en ese sentido hay una única certeza: Oliva será titular sí o sí en el partido contra los aurinegros, ya que ha sido el jugador de mejor rendimiento en el medio y uno de los más destacados del plantel en la temporada.

Observando lo que sucedió en Perú, donde el que quedó en el banco fue Santiago Romero, que salga el “Colo” es una opción. Pero es un jugador de excelentes rendimientos en los clásicos. Si Matías Zunino no llega al 100% (está haciendo parte de los trabajos con normalidad, pero no se lo quiere apurar después del desgarro), en el clásico el “Colo” podría jugar en la derecha.

Por lo que ha sido el accionar del “Cacique”, y de no mediar nada extraño, jugadores como Conde, Peruzzi, Corujo, Polenta, Fucile, Oliva, Arismendi, De Pena y Bergessio parecen tener su lugar puesto en el clásico. El cuarto volante (por derecha) y el segundo punta podrían ser las grandes interrogantes del equipo a 11 días del partido más popular del país.

Claro, antes está Boston River, y como han declarado la mayoría de los protagonistas, de poco serviría ponerse a pensar en el clásico si antes los tricolores no obtienen los tres puntos del domingo.

los “cantados”.

Fucile, Corujo y Oliva

De no mediar ninguna lesión ni ningún otro inconveniente, es un hecho que Jorge Fucile, Guzmán Corujo y Christian Oliva serán titulares en el clásico del próximo 22 de abril contra Peñarol en el Estadio Centenario desde la hora 16.00.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º