BRASIL

Comienzan a demoler el Pacaembú, escenario de Uruguay en dos partidos del Mundial 1950

El estadio  en el que la Celeste enfrentó a España y a Suecia, en el mundial que lo consagró por segunda vez, comenzó a ser derrumbado y ya no contará con una de sus cabeceras.

Estadio Pacaembú, sede de dos partidos de Uruguay en el mundial de 1950. Foto: Archivo El País.
Estadio Pacaembú, sede de dos partidos de Uruguay en el mundial de 1950. Foto: Archivo El País.

El mítico Estadio Pacaembú, sede de Corinthians hasta el año 2014 y escenario en el que Uruguay disputó dos encuentros en el Mundial de 1950, será derrumbado con el objetivo de iniciar su renovación. La obra iniciará con la demolición de una de las cabeceras, popularmente conocida como "tobogã", y en ese sitio se construirá un edificio con funciones comerciales que incluyen locales de comida y estacionamiento. La obra inicial demandará dos meses. 

Para los hinchas de Corinthians se trata de un recinto emblemático que funcionó como su hogar hasta el año 2014, y de hecho varios vecinos de la zona han iniciado sus reclamos ante la justicia para detener la acción prevista, pero finalmente se ejecutó el plan. 

A su vez, se trata de un lugar que a Uruguay le trae buenos recuerdos de su recorrido previo a levantar su segunda Copa del Mundo en 1950. En la antesala de aquella conquista histórica, la Celeste visitó el Pacaembú en primera instancia para medirse ante España en la fecha 1 de la segunda fase del torneo. Aquel 9 de julio el partido terminó 2-2 y para la Celeste convirtieron Alcides Edgardo Ghiggia y Obdulio Varela, mientras que en el elenco español Basora anotó un doblete. 

En el segundo duelo que jugó la selección uruguaya en el estadio conocido formalmente como Municipal Paulo Machado de Carvalho, Uruguay venció 3-2 a Suecia con un tanto de Ghiggia y un doblete de Oscar Omar Míguez. En el rival descontaron Palmér y Sundqvist. 

El mismo sitio también será recordado (aunque no gratamente) por los simpatizantes de Peñarol, ya que en 2011 el conjunto dirigido por Diego Aguirre perdió 2-1 ante Santos la final de la Copa Libertadores de América. Tras haber empatado 0-0 en el encuentro de ida disputado en el Estadio Centenario, el elenco en el que jugaba Neymar se coronó con el delantero como figura absoluta. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados