DEFENSOR SPORTING

La cometa de la Farola sube

Defensor Sporting sigue en la pelea con cuidado: “todo nos quieren ganar”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Fernando Ponzetto

Todos te quieren ganar, eso está claro", dice Eduardo Acevedo a media mañana de un lunes diferente, sin entrenamiento, pero con la mente todavía puesta en lo que pasó el fin de semana y ya apuntando a lo que vendrá. "El fútbol es así, tenés que estar las 24 horas pensando en tu trabajo", asegura mientras disfruta de las horas libres.

Es que Defensor, "su" Defensor no se cae. Sigue en la pelea casi en un cabeza a cabeza con Nacional, el líder absoluto del torneo. Y Acevedo sabe que ese es "el" partido, pero también reconoce que antes tiene otro duro desafío: Wanderers en el Parque Viera. "Y... hay que estar atento a todo. A la cancha, al entorno, al rival, a todo lo que conlleva la preparación de un partido. No es ir y jugarlo. Hay que prepararlo, ver con qué armas contás y conocer lo que tiene el rival. Los pro y los contra, hay que trabajar", afirma.

El fin de semana jugó ante Boston River, un rival difícil, que llegaba entonado. "El partido se dio un poco como lo habíamos previsto, pero tuvimos bajas importantes. No estuvieron ni Rabuñal ni Benavídez en el mediocampo, y a los pocos minutos salió "Maxi" Gómez por una molestia muscular. No lo podía arriesgar. Eso estaba claro: si seguía jugando y exigiéndose capaz que lo perdía por el resto del campeonato, y esa no es la idea, queremos contar con él de aquí hasta el cierre del Apertura", dice el entrenador.

Hoy el plantel regresa a los trabajos y Acevedo sabe que puede contar con todos. "Fue una molestia, yo creo que va a estar bien para el domingo tenemos unos cuantos días para recuperarlo, y lo mismo pasa con Rabuñal (lumbalgia) así que espero contar con todos para el partido con Wanderers", afirma.

Defensor volvió a sumar tres puntos y se mantiene a tiro del tricolor.

"El objetivo no ha cambiado, sigue siendo el mismo, pero hay que cumplir los objetivos cortos, que se dan cada fin de semana. ¿De qué sirve ponerse a pensar en Nacional ahora si no logramos ganar a Wanderers? ¡De nada! Hay que seguir como hasta ahora, pensando y planificando los objetivos a corto plazo. Esa es la meta: ganar el partido que viene", asegura a Ovación.

El violeta tiene 17 goles a favor y solo 8 en contra. De hecho, Guillermo Reyes lleva un invicto largo de 374 minutos, y no es un tema menor para el entrenador del escolta.

"Hay que tener un equipo equilibrado. Pegar arriba y ser seguros en defensa. Yo lo pregono, y es lo que pretendo de mi equipo", agrega el DT.

Acevedo lleva un largo proceso con Defensor. Está al frente de los violetas desde la temporada pasada, y eso le da un plus, cierta tranquilidad.

"Está bueno, el plantel lo armé yo, ya me conocen y yo a los futbolistas. Pero yo valoro la respuesta en cancha, la entrega de los muchachos, su adhesión a la causa, eso es lo que termina pesando", dice.

Para el DT violeta, "no hay misterios". Y asegura que la permanencia o no de un entrenador depende de los resultados. "Es así, guste o no, por más que uno trabaje o planifique, si los resultados no acompañan, no hay futuro...".

Defensor no se baja, al menos por ahora, y apunta al próximo objetivo que es Wanderers. "Es un buen equipo, tiene muy buenos jugadores, ahora no está pasando por una buena racha, pero nadie puede desconocer que es un rival importante", dice.

El día libre fue a medias, porque se quedó repasando lo que pasó y estudiando lo que vendrá. "Hay algo que tenemos que tener claro y es que siempre hay una motivación extra para el rival. Ganarle al equipo que está arriba siempre da un plus", afirma Acevedo, que no deja de remar.

Es fanático de la bicicleta: ¡se fue a Punta del Este!

"Me fui a andar en bicicleta. El cuerpo está acostumbrado, me cuesta quedarme en casa durmiendo... a las 8.00 estaba andando en bici por la rambla. Me encanta, me desenchufo, me hace bien", dice Acevedo que hace unos 26 kilómetros por día en chiva.

Pero eso no es todo. Tiene un cuento fantástico que demuestra su amor por el pedaleo. "Hace dos años nos fuimos con primos, cuñados y amigos hasta Punta del Este. Pusimos cinco horas y veinte minutos. Fuimos equipados, con una camioneta cerca con alimentos. Comimos ticholos casi todo el viaje, pero tuvimos que tener cuidado... no es fácil la carretera", contó el DT violeta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º