PEÑAROL

Comenzó una nueva era en el aurinegro

Jorge Barrera enfatizó en la unidad de los dirigentes y el club, además del objetivo de la Copa Libertadores

Jorge Barrera asume como presidente de Peñarol. Foto: Marcelo Bonjour
Jorge Barrera asume como presidente de Peñarol. Foto: Marcelo Bonjour

Una era llegó a su fin. Juan Pedro Damiani se retiró ayer del lugar de presidente de Peñarol y así el apellido Damiani deja el sillón presidencial que estuvo en la familia por 24 años ininterrumpidos, más la primera etapa de José Pedro entre 1987 y 1989. Jorge Barrera asumió como presidente con Rodolfo Catino como vice. Evaristo González es el nuevo secretario general e Isaac Alfie el tesorero. El resto de la directiva la componen Alejandro Ruibal, Marcelo Areco, Juan Antonio Rodríguez, Carlos Scherschener, Ignacio Ruglio, Álvaro Queijo y Eduardo Barbieri.

“Tenemos más obligaciones que derechos, porque ser presidente de Peñarol implica asumir la responsabilidad de una institución”, tiró ayer Jorge Barrera en el acto de paso de mando, en el cual de forma simbólica Juan Pedro Damiani le dejó la silla de presidente.

Enseguida de asumir, Barrera agradeció a Damiani “y a los consejeros que lo han acompañado al correr de estos años. Nos han dejado el campeonato 50 y el hoy tan festejado campeonato 51. Nos han dejado un gran estadio, un patrimonio social y una transformación en el club”.

De todas formas, el nuevo presidente marcó algunas diferencias con su antecesor y enfatizó en dos puntos: la unidad del club y la Copa Libertadores.

“Esperemos que a lo largo de los tres años podamos dar esa alegría deportiva, ese protagonismo en América que los socios nos han dicho en la campaña electoral y nos hemos comprometido. De los últimos tres campeonatos uruguayos hemos ganado dos; pero eso no nos alcanza, hay que ir por América”, aseguró Barrera.

Por otra parte, dijo: “Hoy empieza un Peñarol de unidad, de fraternidad, con relaciones no solo entre los directivos sino con todos los estamentos de la sociedad”, mostrando una postura de esta nueva directiva que tendrá la integridad de sus once directivos, los cuatro cargos para el oficialismo, cuatro para 2809 y tres para Sentimiento 1891.

“Soy el presidente de todos los peñarolenses, también para los que no me votaron y confiaron en Ignacio Ruglio, Marcelo Areco, Julio Trostchansky o José Carlos Domínguez... vengo a servir a Peñarol”, agregó.

Una muestra de esto es el nombramiento del nuevo tesorero del club, el exministro de economía de Uruguay entre 2003 y 2005: Isaac Alfie, para encabezar una de las áreas que barrera consideró “que van a ser para el club política de estado: la deportiva, donde se va a crear una comisión de fútbol; la económica, donde va a estar Walter Pereyra; y la AUF, donde va a estar un equipo de gente idónea”.

Por su parte, Juan Pedro Damiani dijo que termina su mandato con “la tranquilidad que me da la conciencia del deber cumplido. Seguramente se han cometido errores. Cuando tomamos este, el mayor orgullo de cualquier peñarolense, y dijimos vamos a llegar a 100 mil socios, vamos a reformar las formativas y a construir un estadio; con la ayuda de todos lo logramos”, cerró y cedió adelante de todos los presentes la silla presidencial en forma simbólica a Jorge Barrera.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)