PLAZA COLONIA

En Colonia cambian puntos por comida

Eduardo Espinel perdió una apuesta con sus jugadores y debió pagar dos corderos. Este fin de semana quieren seguir rumbo a otro objetivo: salvarse del descenso. Además, para el DT otros equipos tienen distracciones que lo favorecen.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Eduardo Espinel, DT de Plaza Colonia. Foto: Marcelo Bonjour.

Plaza Colonia es la gran sorpresa del torneo, pero su entrenador no se conforma. Eduardo Espinel tiene claro cual es el objetivo del equipo: zafar del descenso.

"Tengo que ser honesto y no me debo apartar del objetivo ya que me puede perjudicar. Está hablado que una vez que se cumpla la meta de salvarnos del descenso se busca otro objetivo, pero por ahora no. Precisamos 3 o 4 puntos más", expresó Espinel a Ovación.

Para lograr el objetivo el técnico cree que deben ganar este fin de semana, ya que enfrentan a Juventud, un rival directo en la tabla del descenso. En el entrenamiento de hoy el entrenador probó el equipo y a pesar de que será similar al que colocó en cancha en la última fecha, tiene algunas dudas.

Mathías Caseras tiene un problema muscular y será probado en la tarde del jueves. Además, Cristian Malán podrá estar a la orden y evaluarán su vuelta al once. 

"No esperaba una campaña así, para nada, siendo honesto teníamos fe que hasta la última fecha íbamos a pelear el descenso, pero no encontrarnos con este momento de estar primero y a un paso de salvarnos", expresa el DT.

"La verdad el crecimiento que han tenido los jugadores no me asombra, nos hemos dado cuenta que hay equipos que están distraídos en otras cosas que no son realmente importantes y han perdido un poco el campeonato en si. Se han preocupado por el estadio o cosas así y no se han enfocado en el campeonato", declaró el DT.

El momento de su equipo también lo ha hecho perder algunas apuestas. En los últimos tres encuentros los jugadores afirmaron que lograrían al menos siete puntos. Espinel, para pincharlos, afirmó que no y puso en juego dos corderos. Consiguieron los nueve puntos y tuvieron su comida para festejar.

Este fin de semana, ante Juventud, los jugadores emprenden un nuevo camino. Otro miembro del cuerpo técnico puso en juego una vaquillona por las mismas condiciones.

"Estoy viviendo un sueño, y cuando uno apoya la cabeza en la almohada a veces piensa que pasaría si llega a darse. No puedo prometer una camioneta como Ramón Díaz pero por alcanzar esa gloria daría lo que sea. Una camioneta de madera puede ser, que la haga en mi taller", dijo el DT entre risas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)