SEGUNDA DIVISIÓN AMATEUR

Como quería el Mariscal

Bella Vista le ganó a Colón, es campeón de la “C” y ascendió a Segunda División.

Foto: Francisco Flores
Foto: Francisco Flores

Qué cantidad de hinchas esperaron este día. Es cierto que todavía falta un paso grande para volver a lo más alto del fútbol uruguayo, pero lo que consiguió el equipo de Erardo Cóccaro en la pasada jornada fue un avance importante.

Bella Vista superó 2-1 a Colón, se consagró campeón del fútbol amateur y logró el tan ansiado ascenso a la Segunda División Profesional, ese que Albion había conseguido en 2017. El papal volvió a jugar el año pasado, pero consiguió su objetivo un año después con un plantel muy parejo, con Adrián Berbia como abanderado y con un entrenador de la casa.

Desde 2013 hasta 2017 fueron años amargos para la institución del Prado, que no pudo contar con su equipo principal en actividad, pero con mucho esfuerzo alcanzó a jugar en la Segunda División Amateur. Con un año de experiencia en esta categoría, muchas cosas cambiaron para esta temporada y en lo deportivo se apreció.

Bella Vista finalizó como el ganador del Torneo Apertura y también de la Tabla Anual, lo que le dio una ventaja deportiva que no supo aprovechar, pero que de todas maneras demostró que el ascenso es más que merecido.

Una institución con la historia que tiene Bella Vista, que es de los pocos equipos en desarrollo que tienen un título de Primera División (1990), se merecía alcanzar un logro así para empezar a encausar su camino a la máxima categoría del Fútbol Uruguayo.

Esto no quiere decir que Colón no se lo mereciera, porque hizo un trabajo enorme durante el año, pero sobre todo en la definición donde dos veces estuvo obligado a ganar y lo consiguió. El conjunto de Julio Acuña llegó a la final de la Liguilla sabiendo que una derrota le daba el ascenso a Bella Vista y lo superó en los penales; unos días más tarde se volvieron a ver las caras y los de San Martín y Fomento también la tenían brava, porque una vez más estaban obligados a ganar y lo hicieron en lo que ya era la definición del Uruguayo.

Posterior a eso llegó el mano a mano, donde nadie tenía ventaja. Eran dos partidos y el mejor de esos encuentro se iba a quedar con el trofeo mayor y con lo más importante: el ascenso.

Fue empate 2-2 en la ida en un partido con golazos y muchas emociones. Una semana más tarde llegaba el último juego de la temporada. Tenía que haber un ganador y el que lo fuera se iba a llevar la gloria.

Lo terminó consiguiendo Bella Vista luego de superar ayer 2-1 a Colón en el Parque Roberto gracias a los goles de Diego Cordero y Juan Sandín. Pablo Lemos, con un golazo de chilena, encontró el descuento que no fue suficiente y así fueron los papales los que celebraron; los de adentro y los de afuera que colmaron la tribuna adjudicada en el campo de Racing sabiendo que podía ser una jornada histórica: el día de la vuelta al profesionalismo y el primer paso para cosas más grandes.

Los más veteranos, los adultos y los niños a los que sus padres y abuelos les contaron anécdotas del histórico Bella Vista, se fundieron en un abrazo entre ellos y con los jugadores al grito de: ¡Dale papal, dale papal, como quería el Mariscal!

Fue el plantel el que escribió una hoja más de la historia que hasta hace un tiempo estaba vacía y que parecía complicada de llenar. Esa que dice que Bella Vista ascendió a la Segunda División para ilusionarse con el ansiado retorno a Primera.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)