EN MALDONADO

Colombia lo liquidó en el final

Rafael Borré adelantó a la selección cafetera pasados los 10' de juego, pero la sentencia para Chile llegó con los goles de Lucumí y Otero en el tramo final.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Chile-Colombia. Foto: EFE

Este Chile no tiene el sello de Hugo Tocalli. Corre y mete, eso nadie lo va a negar, pero no tiene una idea definida de juego. Al menos hasta ahora no lo ha conseguido y eso se nota. Se percibe en el descontento de su entrenador, que se pasa pegado a la raya dándole indicaciones a sus dirigidos. Grita, levanta los brazos, le protesta al línea, pero no le encuentra la vuelta.

Este Chile, el que el próximo miércoles enfrentará a Uruguay, es un equipo partido que no logra realizar transiciones de defensa a ataque de manera correcta. Prioriza el buen trato de la pelota, pero que constantemente falla en el último pase. Y finalmente, es un equipo que comete gruesos errores defensivos que de no ser por su arquero, de lo mejor que mostró anoche, podría recibir más goles.

¿Qué hay que controlar en la “Roja”? Taparle las subidas de sus laterales, que pese a ir al ataque con mucha insistencia, terminan dejando huecos. Por otro lado, algo que Uruguay sabe hacer muy bien: quitarle la pelota al rival. Chile es una selección que se desordena rápidamente cuando no tiene el balón y sufre mucho el juego de futbolistas rápidos y verticales, como son los casos de Gastón Pereiro, Franco Acosta o el propio Facundo Castro.

La derrota de anoche ante Colombia no solo volvió a dejar en evidencia los problemas que tiene Chile, sino que comprometió su pasaje al hexagonal final.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º