LIVERPOOL

"Colo" histórico: a Juan Ignacio Ramírez la vida le sonríe

Sumó 70 goles y alcanzó a Chávez, el máximo goleador de Liverpool; el equipo lidera el torneo Clausura; mañana debuta en la Copa Libertadores y por si fuera poco espera su segundo hijo. 

Ramírez
Felicidad. La de  Ramírez al anotarle a Defensor Sporting,  llegar a los 70 goles y convertirse en uno de los máximos artilleros de su club Foto: Fernando Ponzetto.

A l “Colo” Juan Ignacio Ramírez la vida le sonríe. Acaba de alcanzar a Carlos Roberto Chávez, quien tenía el récord de goles con la camiseta negriazul con 70 conquistas. Liverpool lidera el torneo Clausura y está esperando su segundo hijo.

Es más, ayer el goleador aprovechó para disfrutar, junto a su esposa Antonella, del “baby shower” antes de entrar mañana tras el debut en la Libertadores en la burbuja de la que espera salir antes de que Juan Francisco llegue al mundo.

Chávez, quien también supo vestir la celeste, jugaba de puntero izquierdo y tenía una gran pegada. Asi lo describió Edgardo "Palito" Delbono, que lo vio jugar de niño. Anotó 70 goles entre los años 1955 y 1962, en las épocas en que los jugadores estaban muchos años en un mismo club.

Juan Ignacio Ramírez convirtió los mismos tantos en menor lapso, dado que debutó en Primera en 2016 con sólo 19 años. “No sé casi nada de Chávez, uno de los funcionarios de la seguridad del club me comentó que fue hace muchos años. No tengo mucha información, pero estoy muy contento de haberlo alcanzado. Y ahora mi meta es superarlo”, dijo el “Colo” a quien el presidente Palma felicitó tras el partido ante Defensor Sporting en el que llegó a los 70 tantos.

“Una de las cosas que me dijo Palma fue que en ese tiempo los futbolistas jugaban muchos años en un club y que Chávez estuvo mucho tiempo. Y que lo mío tenía doble mérito porque fue en un corto tiempo y por cómo es el fútbol ahora”, añadió el goleador para quien el presidente es una persona muy importante. Tanto para él como para su familia.

Ramírez siente un gran cariño por el club al que llegó a los 13 años. “Al principio no me adapté y me volví a Mercedes, pero el club para no perderme me dejó que viniera sólo a jugar los fines de semana. Luego, ya en Sexta vine a vivir a la residencia del club que me formó no sólo como jugador sino como persona. Y me inculcó mucho valores. Le estoy muy agradecido a Liverpool.

Ramirez

Parece extraño que Ramírez aún no haya salido al exterior, aunque ha tenido varias posibilidades de hacerlo. Pero la pandemia frenó las cosas. La última fue en enero pasado cuando estuvo a punto de irse a España. Tenía los pasajes reservados, pero decidió con su representante y el club esperar hasta mitad de año. Lejos de bajonearse, Ramírez,  con gran madurez a pesar de sus 24 años, entendió que fue una buena decisión. “Fue lo mejor por lo que estamos logrando con el club, porque pude alcanzar al goleador histórico y porque voy a estar para el nacimiento de mi hijo. Desde que tomé esa decisión todo ha salido bien y estoy muy feliz en el club”.

Para el “Colo”, Liverpool estuvo bien en aceptar ser el Uruguay 4 en la Copa Libertadores, un torneo que siempre quiso jugar. “Hacía tiempo que veníamos luchando por estar en la Libertadores. Hoy por hoy tenemos esa chance y ahora la vamos a que defender dentro de la cancha. Somos un plantel joven y seguimos haciendo historia en el club”, afirmó mientras atendía a Faustina, su primogénita de un año y ocho meses.

Decidir entre ganar el Clausura o seguir adelante en la Libertadores, no es sencillo. “Con el Clausura estamos muy ilusionados por cómo vamos y por la seguridad que nos da ganar. Y sería también una linda oportunidad de pelear un título uruguayo. En la Copa los equipos a los que te enfrentás tienen mucha jerarquía y es muy difícil poder avanzar. Si se le hace cuesta arriba a los equipos grandes, más a nosotros con tantos jóvenes. Pero vamos a dar pelea en las dos cosas”, finalizó.

méndez

La burbuja será en Lomas de Zamora

 Históricamente Liverpool fue un equipo fuerte en defensa, cambió de la mano del “Papa” Paulo Pezzolano. Marcelo Méndez logró darle, desde su llegada al club, el equilibrio necesario. “Cuando llegué Liverpool era el más goleador, pero también el que recibía más goles. Hoy hemos logrado solidez defensiva, sin dejar de asumir el protagonismo”, admitió Méndez, quien ha estudiado a Universidad Católica y conoce a su técnico Santiago Escobar porque lo dirigió en Junior de Barranquilla.
El equipo ecuatoriano aún no ha comenzado a competir pero “intenta ser protagonista, tiene jugadores importantes y es fuerte económicamente”. La burbuja sanitaria de Liverpool será en su concentración de Lomas de Zamora. Allí estarán desde el debut copero, jugarán luego frente a Peñarol, y viajarán a disputar la revancha. Y al regresar seguirán en la burbuja.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados