DE VOLEA

Los clubes cada vez se hacen respetar más

Peñarol tomó medidas contra un empresario, Plaza Colonia tuvo una actitud corporativa y Defensor Sporting se mantuvo firme en no ceder un porcentaje de su jugador.

DANIEL ROSA

Peñarol declara persona no grata al empresario Sebastián Revetria porque se llevó al juvenil Matías Mir al Parma. Al rato Plaza Colonia se solidariza, hace la misma declaración pese a no tener nada que ver en el asunto e insta al resto de las instituciones a seguir el camino de elaborar una lista de representantes con los que trabajar.

Por la tarde, Peñarol quiere contratar a un futbolista (Ignacio Laquintana) y no lo logra porque Defensor Sporting no acepta ceder un 15% de una futura venta. En el medio queda el chiquilín, que se fue llorando de la sede aurinegra, porque tenía la ilusión del pase al grande. Marcelo Tejera, su representante, asegura que hizo todo correcto, porque tenía la autorización de Defensor, era un negocio todo ganancia para el club violeta y que incluso hasta él iba a pérdida.

La cuestión fue que el pase no se hizo. El factor común es que, acertados o no, los clubes hacen respetar los contratos vigentes, los cuales les cuesta dinero y cada vez más, porque tienen que firmar a los futbolistas desde muy jóvenes. Es un buen mensaje. Todavía alguno se escapa, pero cada vez las instituciones están más firmes en defender sus derechos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados