FÚTBOL URUGUAYO

Clubes entre la espada y la pared: difícil no recurrir al seguro de paro

Pese a que hay instituciones que intentan evitarlo, el hecho de que la inactividad continúe por largo tiempo podría dejarlos sin opciones.

Ayudante llevando pelotas del fútbol uruguayo. Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

La incertidumbre y la preocupación es grande en el fútbol uruguayo. Es que la pandemia del COVID-19 está haciendo estragos en todo el mundo, y Uruguay no es ajeno a esa situación.

El hecho de no poder saber hasta cuándo durará la pandemia y no conocer a ciencia cierta cuándo regresará el fútbol hace inevitable que los clubes empiecen a tomar medidas más drásticas con sus funcionarios, porque los ingresos -que ya de por sí son poquitos- son cada vez menos. Los jugadores no se pueden mostrar, los hinchas no pagan entradas. Sin fútbol, toda la industria está totalmente paralizada. No en vano ayer la AUF anunció que a partir del 1° de abril enviará a casi la totalidad de sus funcionarios a seguro de paro.

Mediante una reunión informativa por videollamada, el presidente Ignacio Alonso y los ejecutivos mantuvieron diálogo con todos los presidentes de los equipos de Primera para anunciarles las medidas a tomar y la ocasión dio como para hablar de algunos otros temas, como por ejemplo cómo podría seguir la temporada en Uruguay.

Hoy por hoy, los clubes del fútbol uruguayo están entre la espada y la pared. La mayoría no quiere, pero no hay muchas más alternativas que el seguro de paro y unirse así a clubes que ya lo hicieron, como Defensor Sporting, Plaza Colonia y Danubio.

Otras instituciones ya definieron que a partir de abril también enviarán a seguro de paro a sus futbolistas, como son los casos de River Plate, Progreso y Wanderers.

Otras, como por ejemplo Rentistas y Liverpool, tienen a sus planteles licenciados, pero es factible que también sigan el mismo camino. Boston River no definió qué hacer, de igual modo que Cerro.

Cerro Largo, en cambio, pretende evitar esa situación. “Si puedo, no los mando a seguro de paro. Creo que el fútbol tiene otras posibilidades de conseguir fondos, como de la Conmebol, pero no es fácil la situación”, expresó su presidente Ernesto Dehl. Los arachanes podrían recurrir a un dinero que le dejó su pasaje por la Copa Libertadores.

Por último, Nacional y Peñarol -hasta el cierre de la edición papel- no tenían confirmadas las medidas a tomar, aunque las estaban evaluando. “Lo decidimos en estas horas. No está tomada ninguna decisión”, dijo Jorge Barrera, mientras que José Decurnex explicó que lo seguro es que la licencia no seguirá y que están analizando algunas alternativas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados