CRISIS SANITARIAS

Los clubes no se duermen: trabajan, invierten y las canchas están listas para jugar

Varias instituciones contratan empresas para el mantenimiento de sus campos de juego y otras le ponen ganas y corazón para mejorar un aspecto clave. 

El Estadio Belvedere de Liverpool. Foto: Leonardo Mainé.
El Estadio Belvedere de Liverpool. Foto: Leonardo Mainé.

Mucho se habla y se discute acerca de la vuelta del fútbol, la situación económica de los clubes, el momento de los jugadores y las ganas de regresar a la actividad, pero mientras tanto, las canchas ganan tiempo y muchas instituciones lo aprovechan pensando en ese posible retorno.

Todo hace indicar que hasta mediados de agosto no habrá fútbol profesional en Uruguay debido a la pandemia de coronavirus pero varios clubes se las ingenian como pueden para paliar una crisis que se generó a partir del 13 marzo.

Jugadores en seguro de paro al igual que funcionarios y dirigentes que buscan soluciones, pero mientras tanto, muchos no se olvidan de que para jugar al fútbol se necesitan canchas.

Y más allá de las medidas sanitarias y de seguridad que se tomarán en el reinicio de la actividad, las instituciones no dejaron de lado el cuidado de los campos de juego y cada una a su manera y dentro de las posibilidades, se las ingenian para mejorar.

El Parque Federico Omar Saroldi de River Plate. Foto: Juan Pablo Romero.
El Parque Federico Omar Saroldi de River Plate. Foto: Juan Pablo Romero.

Desde el trabajo de los funcionarios hasta la contratación de empresas terciarizando el servicio, los clubes buscan la mejor manera de que al momento de jugar como local la cancha luzca en las mejores condiciones posibles.

En River Plate el Parque Federico Omar Saroldi es una prioridad y a pesar de tener a funcionarios y jugadores en seguro de paro, el club no cortó la relación laboral que tiene con una empresa privada para el cuidado de uno de los mejores pisos de Montevideo.

“Si bien tenemos a muchos funcionarios y al plantel en seguro de paro en el club se decidió mantener a la empresa terciarizada porque el mantenimiento de la cancha es muy importante para nosotros”, le contó a Ovación Leonardo Rumbo, gerente deportivo de River Plate agregando que “con los años vamos adquiriendo más experiencia y el de la cancha es un trabajo acumulado y dentro de nuestras posibilidades optamos por el sembrado de dos veces al año, la fertilización, fumigados selectivos y mantenimiento”.

Así luce el Estadio Belvedere en pleno parate del fútbol. Foto: Leonardo Mainé.
Así luce el Estadio Belvedere en pleno parate del fútbol. Foto: Leonardo Mainé.

Actualmente el darsenero tiene un canchero solo trabajando en el Saroldi y con medio horario ya que no hay actividad en el club.

En cuanto a costos, Rumbo explicó que “depende de lo que se haga en cada mes, pero el gasto va entre los 70.000 y 150.000 pesos. Nosotros no nos movemos en los estándares más altos porque la situación económica no lo permite pero tratamos de que el cuidado de la cancha sea continuo”.

El Saroldi tiene la particularidad de que desde la llegada de Jorge Fossati a la dirección técnica el plantel principal entrena todos los días allí, pero a pesar de eso, la cancha siempre lució muy bien y ahora, sin actividad, está impecable.

Pero no todos los clubes pueden destinar cierta parte de su presupuesto al cuidado de la cancha. En Progreso los ingresos son escasos y en esta época mucho más. Por eso, la directiva no ha podido cumplir con un objetivo que es sembrar el Parque Abraham Paladino: “No hay fondos para eso y en este momento la prioridad nuestra es poder pagar sueldos, aunque sabemos que tenemos que sembrar porque sino tiramos por la borda todo el trabajo que se viene haciendo desde hace ya varios meses”, le dijo a Ovación Agustín Montemuiño, directivo del Gaucho de Pantanoso.

El ingeniero José Luis Pareja es una fuente de consulta más que autorizada para hablar de canchas ya que la empresa Pareja & Pellegrino maneja el Parque Saroldi, Belvedere, Capurro, el Parque Viera y el Estadio Luis Franzini.

Varios detalles del escenario bohemio fueron refaccionados y dejaron de lujo al Parque Viera. Foto: Francisco Flores
El Parque Alfredo Víctor Viera de Wanderers. Foto: Francisco Flores

“Hoy estamos en una fecha límite porque si se habla de volver a jugar el 15 de agosto, el club que no sembró debería hacerlo ya porque se acerca más el invierno y el césped demora en crecer, se vienen las heladas y eso complica para después tener un campo de juego en buenas condiciones”, le contó Pareja a Ovación.

En Liverpool se decidió por ahora no hacer el sembrado previo al invierno y en esa línea actuó Fénix. Ahorrar costos y la incertidumbre que existe en cuanto al reinicio fueron las razones. Defensor Sporting y Wanderers sí optaron por el sembrado en pleno parate del fútbol uruguayo.

Según Pareja, el costo del sembrado oscila alrededor de los 3.000 dólares, pero todo depende de las semillas que se usen porque hay algunas más caras y otras más baratas. “Después del sembrado está la fertilización, el cuidado de la cancha y el mantenimiento”.

A pesar de la complicada situación económica que atraviesan los clubes, muchas instituciones se preocupan por mantener sus canchas en buen estado y mejorarlas porque saben que cuando regrese el fútbol los ojos por fin estarán puestos en el campo de juego.

River Plate
El trabajo en el Saroldi no para
El Parque Omar Saroldi con un impecable césped

River Plate tiene terciarizado el mantenimiento del campo de juego del Parque Federico Omar Saroldi y ese servicio lo mantuvo a pesar de la crisis económica que atraviesa el club por el parate del fútbol en el Uruguay.

Danubio
En Jardines es como si se fuera a jugar
Así está Jardines del Hipódromo, el estadio de Danubio. Foto: Danubio FC.

Jardines del Hipódromo luce espectacular y el trabajo que se viene realizando en el club es el mismo que se hacía en plena actividad pero hay un punto a favor: la pandemia hizo que la cancha esté mejor que nunca.

SEGUNDA DIVISIÓN

En la "B" todo es con esfuerzo y a pulmón

Muchos clubes de la Segunda División Profesional también aprovechan este parate para mejorar sus campos de juego a pesar de la complicada situación que atraviesan tras la llegada de la pandemia de coronavirus al Uruguay. 

Estadio Luis Méndez Piana. Foto: Leonardo Mainé.
El Estadio Luis Méndez Piana de Miramar Misiones sigue mejorando. Foto: Leonardo Mainé.

Sin grandes poderíos económicos pero con mucho esfuerzo, dedicación, ganas y pulmón, instituciones como Miramar Misiones, Villa Española, Racing y Central Español vienen trabajando duro y se empiezan a ver los resultados: las canchas lucen un verde que muchas veces no se vio.

Así está el Parque Osvaldo Roberto en pleno parate del fútbol. Foto: @RacingClubUru.
Así está el Parque Osvaldo Roberto en pleno parate del fútbol. Foto: @RacingClubUru.

Sembrar con escasos recursos y un mantenimiento casi que diario marcan el camino y el gran esfuerzo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados