FÚTBOL URUGUAYO

Los clubes y la AUF se las ingenian para minimizar el impacto económico negativo

El fútbol uruguayo no está ajeno a la situación que se está viviendo en el planeta y todos saben que las consecuencias económicas vendrán.

AUF. Foto: Gerardo Pérez.
AUF. Foto: Gerardo Pérez.

Tanto la AUF como todos los clubes comprenden que hay que dar pasos concretos, abordados con profesionalismo, pero uniendo a todas las partes involucradas. Encontrar las herramientas que colaboren para que el problema no se transforme en un tsunami, es el mensaje que se transmite con mayor fuerza.

El Ejecutivo de la AUF, por ejemplo, empieza a analizar el tipo de acciones que puede llegar a instrumentar para colaborar con las complicaciones económicas que se presentarán en las arcas de las instituciones deportivas.

Las alternativas no solamente pasan por los fondos solidarios que se puedan gestionar con éxito en el exterior sino también por acciones concretas en Uruguay para utilizar reglas laborales como adelantar licencias o acceder al seguro de paro.

El pasado martes el presidente de la AUF, Ignacio Alonso, remitió una carta a todas las instituciones de Primera y Segunda división a los efectos de interiorizarlos de la forma en la que se está trabajando en la Asociación para responder ante la crisis sanitaria que está impidiendo el normal desarrollo de la competencia deportiva, lo que indudablemente comienza a generar un perjuicio grande porque se corren riesgos que se corte la cadena de pago.

En esa nota, Alonso explica que se hace imprescindible situarse en la realidad de las fechas y la primera a la que hay que tener en la mira es la del 13 de abril, porque allí se sabrá qué pasos dará el Gobierno.

Hasta ese día podrían llegar, por ejemplo dentro de la AUF, con el otorgamiento de licencias a varios funcionarios, situación que también podría replicarse en los clubes con los futbolistas. Lo que se precisa, en este marco, es comprensión de la Mutual Uruguaya de Futbolistas Profesionales.

Si el 13 de abril el panorama en el país y en la región se modifica, por lo que el Gobierno nacional toma la determinación de levantar las restricciones para las competencias deportivas, la Dirección de Competiciones y las Mesas Ejecutivas de Primera y Segunda división ya tienen elaborado un plan de reestructura de la temporada, en la que se contemplará incluso la puesta a punto del físico de los futbolistas.

El inconveniente mayor, naturalmente, llegará en caso de que la prohibición de realizar espectáculos públicos se mantenga. Allí deberían iniciarse una serie de acciones y medidas más drásticas, incluso hasta entraría en el análisis global la forma en la que debería terminar la temporada deportiva.

Una negociación con el Estado podría también tallar para que, por ejemplo, los entrenadores no queden fuera del seguro de paro.

LOS CLUBES. Willie Tucci, presidente de River Plate, admitió que el problema no es exclusivo para los clubes sino también para la AUF y resaltó que se necesita la colaboración de todos los sectores. “Estamos analizando el tema porque a la Asociación también se le va a complicar. Tenemos que encontrar las soluciones entre todos para minimizar lo máximo posible el impacto, hay que reunirse para estudiar alternativas y comprender, sin ser alarmistas, que el panorama puede ponerse peor. La incertidumbre es grande porque puede quebrarse la cadena de pago y si antes estábamos complicados ahora podemos llegar a estar recontracomplicados. Sabemos que hay personas que viven de un salario, pero quizás haya que empezar a estudiar el envío de gente al seguro de paro”.

Para el dirigente darsenero quizás llegó el momento “de entender que hay que dejar de pelear por tonterías y lograr una unión que nos permita tener un fútbol viable. En los momentos en los que se toca fondo es cuando se fortalecen las uniones, hay que deponer la actitud de enfrentamiento y entender que las tetas de esta vaca ya no tienen leche para dar”.

Jorge Barrera, presidente de Peñarol, aseguró a Ovación que el Consejo Directivo del club “está en sesión permanente” y describió que lo prioritario fue “avanzar en la línea de las medidas de emergencia sanitaria” dispuestas por el Gobierno.

Además de dejar en claro que para el club el “bien supremo es la saluda humana” y por eso se dispuso el cierre de la sede, aceptó que “esto tiene un impacto económico. Es notorio que esto afectará al club y a todas las actividades directas e indirectas que tienen vinculación con la institución”. Barrera agregó que están “haciendo los esfuerzos para minimizar el impacto. Nuestros grupos técnicos y los departamentos gerenciales están trabajando intensamente en buscar alternativas que reduzcan, en la medida de lo posible, los impactos económicos negativos. Un club de fútbol no deja de ser una empresa. La única diferencia es que no tiene fin de lucro, pero en cualquier actividad en la que se afecte el ingreso y se paralice el funcionamiento las consecuencias negativas son inexorables”.

El titular de Fénix, Álvaro Chijane, también subrayó que “la AUF no tiene un peso” y remarcó que ellos tienen “que seguir pagando los sueldos”. Para Chijane el inconveniente es grande “en todo sentido, porque por ejemplo los emisarios que iban a venir de Europa para ver a Manuel Ugarte ya no pueden hacerlo. Una venta que estaba encaminada no se va a concretar. Se tranca todo. La suba del dólar también repercute, entra en rigor la cláusula de pesificación del contrato de TV y ya no recibimos lo mismo en dólares. Además, el cuatrimestre de Tenfield recién lo tiene que pagar el 30 de junio. El problema es que algunos clubes siempre pedimos plata a cuenta porque sabemos que después va a estar ese dinero de la TV, pero ahora no va a ingresar la misma cantidad. Y en estos tiempos, no aparecen los genios gerenciadores o socios que suelen venir cuando hay jugadores para vender, porque ahí sí vienen de todos lados para ofrecerte ideas de administración”.

El segundo vicepresidente de Nacional, Gonzalo Lucas, también fue muy claro al señalar lo que se vive. “Nacional está viendo el impacto que se está generando y analizando un set de alternativas. Ninguna de las medidas que se adopten van a ser de forma inconsulta, todo pasará por la búsqueda de soluciones que sean coordinadas entre todas las partes. Soluciones mágicas se podrán buscar, pero hay que pensar que no serán fáciles de conseguir. Hay que intentarlo, pero no quedarse atado a que algo puede caer de arriba. Lo que hay que hacer es dialogar, unirse y encontrar salidas que nos permitan afrontar de la mejor manera lo que puede llegar a ocurrir si esto se prolonga por mucho tiempo”.

MUTUAL. “Estamos en diálogo permanente con los clubes y con el Ejecutivo de la AUF. Estamos preparándonos todos para cualquiera de los escenarios que puedan surgir, tanto en lo deportivo como en lo económico. Esto una situación que está afectando en todo el mundo y lo bueno es que venimos hablando muy bien con todas las partes”, dijo a Ovación, en momentos que se estaba realizando otra reunión en la Mutual Uruguaya de Futbolistas su vicepresidente, Diego Scotti. Además, remarcó, “lo que también estamos haciendo es bajando mensajes de tranquilidad para todos y analizamos lo que puede ocurrir para tratar de adelantarnos a esos escenarios. Hoy no se puede descartar nada, como tampoco se puede saber de qué manera proseguirá el tema con el gobierno”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados