CICLISMO

Un club que vive por y para el barrio

El Fénix celebró su aniversario y la Directiva pelea para que vuelva a ser un gran protagonista en el ciclismo

Los festejos de los 86 años del Club Ciclista Fénix. Foto: Ariel Colmegna
Los festejos de los 86 años del Club Ciclista Fénix. Foto: Ariel Colmegna
Presidente. Yonir Bordenave está al frente de la institución de Flor de Maroñas. Foto: Ariel Colmegna
Los festejos de los 86 años del Club Ciclista Fénix. Foto: Ariel Colmegna
Los festejos de los 86 años del Club Ciclista Fénix. Foto: Ariel Colmegna
Los festejos de los 86 años del Club Ciclista Fénix. Foto: Ariel Colmegna
Sede. Está ubicada en Camino Maldonado 5438 y Cochabamba. Foto: Ariel Colmegna
Boxeo. Es uno de los deportes que se practican en el club. Sede. Foto: Ariel Colmegna
Los festejos de los 86 años del Club Ciclista Fénix. Foto: Ariel Colmegna

Yonir Bordenave asumió como presidente del Club Ciclista Fénix y una de sus primeras acciones fue hipotecar un campo de su propiedad para comenzar a sanear a la institución.

Es que un histórico del ciclismo uruguayo vivió horas de incertidumbre con premios adeudados a competidores de su clásica prueba: Rutas de América. Pero hoy la historia es otra y el club sale adelante.

Con el apoyo de sus directivos, la gente del barrio y algunas empresas, la institución se apronta para una nueva temporada de la Federación Ciclista Uruguaya.

“Hoy (por ayer) terminamos de pagar los premios de Rutas de América. El club quedó con una mala imagen por no saldar esas deudas y los ciclistas no querían venir”, le contó a Ovación Yonir Bordenave, presidente del Club Ciclista Fénix.

Ahora, de cara a una nueva temporada, los de Flor de Maroñas quieren ser competitivos y a la camada joven le sumarán la experiencia del brasileño Vanderlei Melchior de 37 años, quien debutará en el Apertura Nacional el próximo 2 de septiembre.

El resto del equipo estará integrado por Pablo Troncoso, Manuel Coutinho, Matthew Pereyra, Nicolás Rodríguez, Jean Pierre Bordenave, Juan Branco, Ignacio Miraballes y Nicolás Méndez.

“Tenemos un equipo muy joven y pensamos que la presencia de Vanderlei nos va a aportar mucha experiencia de cara a las competencias importantes”, explicó Bordenave, exciclista que nunca perdió la pasión por este deporte y que ahora quiere poner al Fénix en lo alto del ciclismo uruguayo.

Pese a las limitaciones económicas, el club trata de ser parte del barrio. El baby fútbol junto con el ciclismo es el estandarte de la institución con más de 110 niños en competencia.

Además, hay clases de boxeo y el miércoles, en el evento en el que el club celebró sus 86 años de vida (18 de julio de 1932) con un almuerzo entre socios y allegados, hubo una exhibición. “También hay un coro de mujeres, clases de fitness y le prestamos las instalaciones a diferentes organizaciones del barrio que necesitan un lugar de reuniones”, remarcó Bordenave.

Hoy el Club Ciclista Fénix está saneado y de cara a una nueva temporada, ya mira de reojo Rutas de América, la clásica prueba que tiene esta prestigiosa institución en semana de carnaval. “Estamos trabajando en eso y venimos bien. Faltan algunas cosas pero puedo asegurar que ningún ciclista se va a quedar sin cobrar sus premios”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)