FRANCIA

El club de la pelea se instaló en el PSG

Rupturas que hicieron historia: Morena-Jair, Verón-Sorín, Edmundo-Romario y Rooney-Cristiano, entre muchas

Edinson Cavani y Neymar frente al balón en el partido del PSG. Foto: AFP
Edinson Cavani y Neymar frente al balón en el partido del PSG. Foto: AFP

Siempre pasó, pasa y seguirá pasando. Aquí, en el fútbol uruguayo, y en el resto del mundo. Las peleas y divisiones entre estrellas es moneda corriente. A veces trascienden los desencuentros, y otras no.

Antecedentes hay muchos. Alcanza con recordar la división que hubo en el Peñarol del ‘82, tras coronarse Campeón de América y previo a la disputa de la Intercontinental, entre Fernando Morena, ídolo indiscutido del club, y el brasileño Jair, un recién llegado, pero desnivelante en la coronación aurinegra.

La división del plantel con el brasileño fue por el premio que otorgaba la firma Toyota: un coche cero kilómetro. La votación del grupo ganó por amplia mayoría. Quien obtuviese el premio, lo donaría al plantel y el dinero se repartiría entre todos, incluyendo a los colaboradores. Jair se opuso: “Si lo gano yo, me lo quedo”, y fue el final de su relación con el plantel y el club. Lo ganó, y se lo quedó.

Más acá en el tiempo, el enfrentamiento entre Juan Sebastián Verón y “Juampi” Sorín se destapó tras un duro cruce que se dio en un partido entre Villarreal y el Inter de Milán por la Champions. La consecuencia fue nefasta: no volvieron a coincidir en la selección argentina.

También hubo una pelea que terminó por dividir al plantel del Manchester United. Jugaban Inglaterra y Portugal en la Copa del Mundo Alemania 2006, y Cristiano Ronaldo logró que expulsaran a Wayne Rooney del partido. La relación ya no fue la misma y no hubo reconciliación. El portugués, fue al Madrid.

En 2000, fue “la pelea” en el fútbol brasileño. Vasco Da Gama, ilusionado en ganar todo, logró conjuntar a Edmundo y Romario. Fue un impacto, pero terminó siendo una lucha de estrellas con final anunciado. El equipo fue un caos.

El caso “Neymar-Cavani” recorre los diferentes medios y es noticia. Ayer, por ejemplo, se filtró una nueva información, un nuevo ingrediente que le puso más condimento al plato del día: el brasileño habría dicho al presidente del PSG: “es él o yo”.

Hasta ahora, nadie lo confirmó, y Nasser Al-Khelaifi, el jeque que es propietario del PSG, no ha dicho una sola palabra al respecto.

Según medios europeos, esa exigencia de Neymar no es nueva. Todo lo contrario. Estaba dentro de las condiciones para llegar al club parisino: transferir a Cavani para asegurar su máximo estrellato.

Por ejemplo, el diario deportivo catalán Sport aseguró que si bien Cavani pretendió hacer pesar su veteranía en el vestuario del PSG, “Neymar se sabe con el poder y cortó por lo sano”. Por eso le trasladó a Al-Khelaifi “que su convivencia con Cavani es totalmente imposible y le pidió que se transfiera del delantero uruguayo. El escenario ideal sería durante el mercado de invierno (verano sudamericano), pero habiendo jugado Champions League y reduciéndose los posibles compradores de primer nivel, ese traspaso podría retrasarse hasta final de temporada”, agregó el deportivo.

Por otro lado, el diario deportivo aseguró que “Neymar tiene el apoyo indisimulado de la colonia brasileña en el vestuario y ha sabido ganarse rápidamente a Mbappé, con lo que la posición de Cavani quedó totalmente relegada a un segundo plano. De hecho, el uruguayo se sabe cada vez más solo en el camarín”.

Sport subrayó que la figura de Cavani “ya perdió todo el ascendente que pudo haber ganado tras la marcha de Ibrahimovic. Si en el pasado Laurent Blanc denunció su poco compañerismo, verse catapultado a la condición de estrella cambió su relación en el vestuario... Algo que de golpe, ha vuelto a cambiar”, añadió el periódico catalán.

Aparentemente, por lo que cuenta Sport, en el vestuario Cavani no consiguió doblegar a Neymar. “Ney lo encaró sin disimulo y solamente la actuación de Thiago Silva evitó que la discusión terminase en una pelea. Aquella situación, sin embargo, mostró una nueva realidad: Neymar no es un mero acompañante”, indicó.

Neymar pisa fuerte. ¿Tanto como para sacar a Cavani?

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)