COPA OFI

El club del interior con el nombre más curioso

Tropezón Tablero, donde los jugadores son asalariados rurales que dependen de la zafra de la caña de azúcar.

Tropezón Barbero. Foto: Víctor Darwin Rodríguez.
Tropezón Tablero, el cuadro que unió a dos barios rivales. Foto: Víctor Darwin Rodríguez.

Nacido en una zona próxima a los cañaverales donde se extrae la caña de azúcar, Tropezón Tablero es uno de los clubes más populares de Bella Unión, pese a varios años de ausencia y a su primera vez en la Copa de Clubes de OFI.

El nombre es de por sí llamativo, y surge en 2007 en una barriada en la que todo es a pulmón, todo cuesta más de lo habitual por su condición socio económica, pero siempre hay que recordar que “un tropezón no es caída, si sabremos de dificultades y siempre salimos adelante”, según señala Alex Dávila, fanático del club, en el que se desempeña como tesorero, pero que es además, delegado, utilero y cocinero.

La historia de Tropezón Tablero es rica y profunda social y deportivamente, dado que permitió dejar atrás el estigma social que por años enfrentó a dos populosas barriadas, explica Dávila a Ovación.

“Es el nombre del barrio; en realidad una fusión de los dos barrios de la misma zona de la ciudad. Clásica rivalidad de vecinos que al pasar los años se logra fusionar los nombres de estos barrios en uno solo para hacer el equipo de fútbol y unir a todos los vecinos”.

La mayoría de los jugadores son asalariados rurales que dependen de la zafra de la caña de azúcar, que de por sí es un trabajo muy sacrificado y poco remunerado, además de haber algunos integrantes del plantel municipales.

Tropezón Barbero. Foto: Víctor Darwin Rodríguez.
Tropezón Tablero. Foto: Víctor Darwin Rodríguez.

“Fue fundado en 2007 para participar de los campeonatos locales en Bella Unión, se comienza a trabajar para eso y se logra cumplir todas las obligaciones y conformar los diferentes planteles rápidamente. Nos afiliamos a la Liga Regional y luego a OFI en el año 2008”, comenta Dávila.

“Pasaron los años, arrancamos a competir logrando bases sólidas con muchos juveniles que surgen en baby fútbol de la misma institución del barrio que seguían el proceso en el la Liga Mayor, logrando así campeonatos en Sub 15 y en Sub 18. El gran año sin dudas fue el 2011 que finalizamos la temporada logrando el titulo en las tres categorías en disputa, año en la cual se realiza un partido que quedará en el recuerdo de todos los hinchas del cuadro de barrio”.

Con el paso del tiempo la comisión directiva del club se fue debilitando a consecuencia de la problemáticas económicas de la zona, muchos fueron emigrando de la ciudad en busca de nuevos horizontes por lo que se adoptó una decisión que nadie quería, desafiliarse de la Liga “un hecho que causó un dolor inmenso a todo una barriada”.

Luego de un tiempo Tropezón Tablero comenzó a retomar sus actividades deportivas “en el año 2018 gracias a un grupo de personas que se puso el club al hombro y trabajo incansablemente, y trajo con ello logros muy positivos. Se logró participar de tres campeonatos locales Sub 15, Sub 17 y categoría Absoluta, con excelentes logros deportivos, pero también sociales”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)