TORNEO CLAUSURA

Claudia Umpiérrez fue grande en Las Piedras

El día no fue diferente para la árbitra que dirigió por primera vez a un club grande, salvo por un sobre que recibió de manos de su hija Naomi de cinco años.

Sonrisa
El final. Claudia Umpiérrez terminó el partido con la misma sonrisa con que lo había comenzado. Foto: Gerardo Pérez.

Era hora. Claudia Umpiérrez dirigió ayer por primera vez el partido de uno de los grandes. Un objetivo que esperaba cumplir hace bastante tiempo.

Le llevó 15 años llegar a Primera División. Y ayer, tras cuatro años en la máxima categoría y habiendo dirigido dos mundiales femeninos (Canadá y Francia), le tocó un grande. La designación llegó además mientras se prepara para arbitrar un Mundial masculino por primera vez, el Sub 17 que se llevará a cabo el mes que viene en Brasil.

Quiso el destino, además, que el partido que tanto había esperado la mujer nacida en Maldonado fuera en el interior: en Las Piedras, donde Peñarol visitó a Juventud y dejó sus primeros puntos en el torneo Clausura.

El día no fue diferente para Claudia, salvo por un sobre que recibió de manos de su hija Naomi, de cinco años. Adentro había un dibujo de la niña y una carta de ella y su papá, el también árbitro Gabriel Popovitz. “Una carta muy linda y tres fotos de momentos familiares nuestros para que me hicieran compañía en la cancha”, le contó la árbitra a Ovación tras el juego.

Claudia, que fue asistida desde las líneas por Martín Soppi y Robert Muniz, tenía una enorme sonrisa pintada en el rostro cuando llamó a los capitanes para el sorteo.

Es más, la árbitra que tiene muy buena relación con los futbolistas, de respeto mutuo, recibió el saludo de varios de ellos antes del comienzo del partido.

A los 3 minutos no dudó en cobrar una falta de Jorge Gravi a Guzmán Pereira y enseguida otra sobre Pellistri.

Estuvo siempre cerca de las jugadas, como suele hacer. Es que tiene un gran estado físico desde que entrena con la profesora Noelia Lorenzo, la gran responsable de que pudiera pasar la exigente prueba de hombres de FIFA.

A los 15’ dejó seguir la jugada que finalizó en la apertura del marcador por parte de José Varela para el equipo local. Tras el gol hubo una discusión entre Gargano y el “Rulo”, pero no pasó a mayores porque ella enseguida apareció en el lugar y con autoridad los calmó.

Firme

La primera tarjeta amarilla que sacó fue a los 38’ para Nicolás Rodríguez, de Juventud. No fue el único; también recibieron sendas amonestaciones: Varela, Gravi,′ Rojo, Estoyanoff y Pintado, estos últimos en el segundo tiempo.

El complemento, como suele suceder, se jugó con más intensidad, pero Umpiérrez no dio lugar a protestas. Ya cuando el partido agonizaba una pelota pegó en ella y como correspondía, le devolvió la posesión a los pedrenses, que estaban en ataque.

“Quedé muy conforme con el partido; hay detalles pero lo importante salió bien. Un gran trabajo de equipo; mis compañeros, un lujo. Me voy feliz por los cuatro”, afirmó sobre sus tres compañeros Soppi, Muniz y el cuarto árbitro Antonio García.

Al final volvió a recibir el saludo de algunos futbolistas. Un rato más tarde, varias personas se acercaron a sacarse una foto con ella que aún estaba en el campo de juego del Parque Artigas. Se trataba de su hermano Santiago, su cuñada Camila, sus tíos Rosa y Marcelo y su amiga Mariana, también árbitra, con su esposo Julio. “Es mi hinchada, je”, reconoció Claudia.

Xisco
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)