CHAMPIONS LEAGUE

Sólo clasifican los valientes

PSG clasificó a cuartos de final tras empatar 2-2 en la casa del Chelsea en un partidazo. Plantó cara a los ingleses hasta el final a pesar de que jugó casi todo el duelo con un hombre menos. Ibrahimovic sufrió una rigurosa expulsión y Cavani se encontró con el palo tras una enorme jugada personal. Mirá los goles:

Fue una hazaña por donde se mire y el efusivo festejo de los jugadores de PSG en Stanford Bridge estaba más que justificado. Hasta el jeque dueño del club, Nasser Al-Khelaïfi, se permitió la licencia de entrar en la cancha para abrazar personalmente a cada uno de los héroes. Y es que no todos los días se le juega al poderoso Chelsea de Mourinho con la ambición, la lucha y el honor con el que los parisinos lograron la clasificación a los cuartos de final de la Champions League.

Hay que partir de un contexto en el que PSG se presentaba a esta eliminatoria con una clara inferioridad. Por plantel, por poderío ofensivo y defensivo, por varias lesiones y jugadores en duda y sobre todo con el reciente recuerdo de verse superado hace un año por el mismo rival en los cuartos de final.

Peor aún se le pusieron las cosas cuando, a la media hora de juego, el juez decidió ponerse severo y expulsar al mayor estandarte del equipo de Laurent Blanc. Pero ni la injusta y repentina ausencia de Ibrahimovic hizo que PSG se planteara, en ningún momento, perder la fe en sus posibilidades. Lejos de eso, decidió apretar los dientes y se prepararon para recibir el que hubiera sido un lógico asedio local. Pero Chelsea cometió el gran error de no lanzarse con todo a por la victoria. Creaba ocasiones de peligro pero especulaba con su juego. Dio la sensación de que si los de Mourinho hubieran lanzado su gran poderío ofensivo sobre su rival hubieran sentenciado la eliminatoria con rapidez.

En lugar de eso, prefirieron jugar con la ventaja que les daba el resultado de la ida y con la desesperación de los parisinos. Pero resulta que PSG adoptó la estrategia de llevar el 0-0 hasta el final y tratar de buscar su milagro en la hora. Le salió bien, pero con una épica para el recuerdo. Cuando Cavani encaró a Courtois, lo quebró, y vio cómo su remate se estrellaba en la madera, hasta el propio Blanc se dio cuenta de que pocas oportunidades como esa iban a tener y de hecho no tendrían ninguna más, ya que su triunfo se alcanzó gracias al poderío aéreo de su pareja brasileña de zagueros. David Luiz igualó a 5’ del final el tanto de Cahill y llevó el partido al alargue. La moral del PSG volvió a verse a prueba cuando Thiago Silva volvía a regaló de nuevo la ventaja a los “blues”. No sólo no la quebrantó sino que le sobró como para lanzarse contra el arco de Courtois y obligar al ágil arquero belga a emplearse a fondo.

Semejante despliegue de coraje y valentía tuvo su premio. Lo cobró Thiago Silva, que pudo enterrar con rapidez su error anterior.
Hasta Mourinho terminó rendido a su rival. “Merecieron ganar. Si un equipo no sabe o no puede defender los saques de esquina, no merece ganar”.

CHELSEA 2 - 2 PARIS SAINT-GERMAIN

Chelsea: Courtois; Ivanovic, Terry, Cahill, Azpilicueta; Matic (Zouma, m.84), Ramires (Drogba, m.90), Oscar (Willian, m.46), Fàbregas, Hazard; y Diego Costa.. DT: José Mourinho

PSG: Sirigu; Marquinhos, David Luiz, Thiago Silva, Maxwell; Thiago Motta, Matuidi (Lavezzi, m.81), Verratti (Rabiot, m.82); Pastore (Van der Wiel, m.118), Cavani e Ibrahimovic. DT: Laurent Blanc.

Gol: 80' Cahill, 85' David Luiz, 95' Hazard (penal), 113' Thiago Silva

Tarjeta roja: 31' Ibrahimovic

Árbitro: Björn Kuipers (Holanda).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)