SUDAMERICANO SUB 20

Clásico: segundo capítulo

Tras vencer a Argentina, la Celeste enfrenta a Brasil con el objetivo de despegarse en el hexagonal final.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Confianza. Los chiquilines celestes vienen de golear a Argentina y ahora van por Brasil. Foto: AFP

Ni en el más favorable de los escenarios, Fabián Coito había soñado un mejor comienzo en el hexagonal final. La Celeste goleó a Argentina, no recibió goles y encima, todas las demás selecciones dejaron puntos.

En apenas una fecha, la Celeste le sacó dos unidades de ventaja al resto y una buena diferencia de goles (+3) que puede terminar siendo determinante en el cierre del campeonato.

Por eso, hoy, es momento de confirmar y seguir cortándose con otro rival directo. Un nuevo clásico de por medio para aprovechar el envión anímico, acercarse al Mundial de Corea y empezar a soñar definitivamente, por qué no, con la obtención del Sudamericano, ese que se le niega a Uruguay desde 1981 a pesar de haber realizado muy buenas campañas y contado grandes generaciones de futbolistas que han pasado a lo largo de todos estos años.

Coito encontró el equipo, a pesar de un comienzo con muchas turbulencias, y si Rodrigo Bentancur continúa evolucionando del "planchazo" que sufrió en el choque ante Argentina, el entrenador pondrá a los mismos once.

A pesar de que enfrente tendrá a Brasil, un equipo que ha sido de lo mejor del torneo desde la elaboración de juego, Uruguay no renuncia a su idea futbolística y seguirá poniendo en la cancha un esquema basado en el buen pie y la tenencia de pelota.

El toque fino de Bentancur, el desequilibrio en el uno contra uno de Nicolás De la Cruz, el olfato goleador de Rodrigo Amaral y la potencia de Nicolás Schiappacasse siguen siendo las principales armas para intentar lastimar al rival.

Asimismo, por si las cosas no funcionan, el plantel cuenta con armas en el banco de suplentes que aún no han podido tener su punto de despegue en este certamen. Joaquín Ardaiz, revelación del último semestre con Danubio, y Diego Rossi, fundamental en la obtención del último título de Peñarol, esperan su chance.

Lindo partido para seguir ganando en confianza y para tomar más distancia aún del resto de las selecciones. Falta mucho, pero este encuentro puede marcar un punto de inflexión. Noche de clásico, segundo capítulo...

Bentancur: está casi listo.

El volante terminó sentido por un fuerte golpe tras el choque del pasado lunes ante Argentina. Desde entonces, viene moviéndose al margen del grupo y realizando trabajos regenerativos para poder estar a la orden esta noche. El cuerpo técnico valoró su evolución y, de no ocurrir nada raro, hoy estará desde el arranque.

Además: otros dos partidos.

La segunda fecha del hexagonal se completará hoy mismo con otros dos encuentros. Antes del clásico entre Uruguay y Brasil, Colombia y Argentina chocarán desde las 18.00 horas. Luego del compromiso de la Celeste, desde las 22.30, la jornada se cerrará con Ecuador y Venezuela. Todos los partidos se jugarán en Quito.

Fixture: la recta final.

Luego de este juego ante Brasil, a la Celeste le quedarán otros tres encuentros para cerrar su participación: el domingo 5 ante Colombia, el miércoles 8 frente a Venezuela y el sábado 11 contra Ecuador. Salvo el último choque ante el anfitrión, donde irá a las 22.30, la selección jugará los demás partidos a segunda hora: 20.15.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados