TORNEO APERTURA

El clásico presentará grandes duelos entre jugadores de Nacional y Peñarol

Nacional parece tener armado un mediocampo más generador de juego y Peñarol un equipo más destructivo en la zona medular.

Gonzalo Castro y Facundo Pellistri disputan la pelota en un duelo clásico. Foto: Marcelo Bonjour.
Gonzalo Castro y Facundo Pellistri disputan la pelota en un duelo clásico. Foto: Marcelo Bonjour.

La historia final del clásico, cuando Christian Ferreyra pite por última vez, puede sellar el destino del torneo para uno de los dos equipos, aunque se encuentre enmarcado en la cuarta fecha. Y, también, puede empezar a escribir el titular con letras mayúsculas de un cambio de rumbo.

El clásico siempre termina siendo una corriente que arrastra lo que encuentra en su camino para el perdedor. Eso no cambia ni en un amistoso y es la bola de hierro con la que cargan jugadores y técnicos que no consiguen terminar lanzando sus puños al aire en señal de victoria.

Quizás por eso, a lo que se le suma la situación actual que tienen Peñarol y Nacional en la tabla de posiciones (noveno y decimocuarto), el comienzo y el desarrollo del partido quede condicionado por los extremos cuidados.

Más que en el fondo, en la génesis de la estrategia de uno y otro parece que puede llegar a liderar la idea de cuidarse de no perder el partido, antes que la intención de salir a buscarlo.

Dicho esto y aunque ninguno de los dos va en moto, igualmente la conformación del mediocampo parece tener mayor inercia para generar juego que destruirlo en filas de Nacional.

Gabriel Neves y Giovanni González en el clásico del Intermedio 2019. Foto: Francisco Flores.
Gabriel Neves y Giovanni González en el clásico del Intermedio 2019. Foto: Francisco Flores.

Y acá, entonces, va a presentarse la gran contienda del duelo. Porque el medio suele ser la zona medular. Ahí se supone que el doble cinco de Krisztián Vadócz y Jesús Trindade, al que seguramente se les puede unir Matías De los Santos, procurarán ejercer una fuerte presión sobre la pelota para ganarles los duelos a Gabriel Neves, Felipe Carballo y Claudio Yacob.

El éxito dependerá de un aspecto crucial, que está por encima de la superioridad numérica que se pueda tratar de ejercer. Nada es mejor que la superioridad cualitativa.

Luis Mejía en el Clásico Clausura Nacional vs. Peñarol
Luis Mejía quedándose con una pelota. Foto: Gerardo Pérez

La destrucción es efectiva si se dominan los espacios, si hay imposición en los duelos individuales. Para Nacional será vital que Yacob pueda ser influyente en el armado de las jugadas porque encuentra receptores atentos, ofreciéndose como opción de pase, que la circulación no sea exclusivamente lateralizada.

Peñarol sabe que no tendrá enfrente al jugador que arrea al equipo con sus incursiones individuales (Rodrigo Amaral estará en el banco), por lo que es lógico creer que lo óptimo sería ir a encimar a Yacob para que no pueda crear el juego desde la última zona. Y si consigue robar la pelota teniendo a Pellistri como líder futbolístico de la ofensiva puede hacer daño.

Clásico Clausura Nacional vs. Peñarol
Guzmán Corujo no estará en los tricolores. Foto: Gerardo Pérez

Los otros duelos que se pueden anunciar como claves para cultivar la victoria se darán por los pasillos exteriores del campo. Y ahí, parece haber dominio compartido. En ambos casos con ventaja para sus franjas derechas mpas que para la izquierda y por las mismas razones: mayor habilidad para desequilibrar.

En el terreno especulativo resulta más convincente el trabajo de Mathías Suárez, Santiago Rodríguez, Facundo Pellistri y Giovanni González yendo en búsqueda de las posiciones ofensivas que lo que puedan hacer en la custodia de sus franjas Matías De los Santos, Joaquín Piquerez, Gonzalo Castro y Ayrton Cougo.

Es sencillo: una imaginaria escala de lucimiento individual por lo que puede aportar cada uno en el clásico, coloca a los atacantes en ventaja contra los que tendrán la responsabilidad de cortar el juego.

Más cuando, por ejemplo, Pellistri tiene una aceleración de despegue como si estuviese empujado por un motor turbo y Santiago Rodríguez es capaz de ponerse a practicar slalom entre todos los defensores aurinegros.

Por afuera, además, es el mecanismo de quiebre que precisan tener ambos equipos para poder sacar ventaja de sus delanteros de área.

Leodán González durante el clásico del Torneo Clausura. Foto: Francisco Flores.
Leodán González durante el clásico del Torneo Clausura. Foto: Francisco Flores.

Si no hay generación exterior, difícilmente haya aporte relevante de Gonzalo Bergessio y Xisco Jiménez. Aunque ambos pueden pivotear cuando el avance se lidera por el carril central, para ellos es más favorable estar de frente al arco que tener que convertirse en un simple socio de toque de pelota.

Y entre ellos y los zagueros rivales estarán los otros choques para ver quién da la nota en el clásico.

A Bergessio se le reclaman goles en el clásicos, a Xisco mayor incidencia y compromiso en el equipo. En Nacional habrá una defensa nueva, sin Guzmán Corujo, y en Peñarol no estará Fabricio Formiliano. Datos nada menores cuando se trata de un partido de tanta carga emotiva.

El argentino es intrépido y picante para la lucha cuerpo a cuerpo. En la circunstancia más complicada puede resolver en un segundo. El español también va al frente y es inteligente para anticipar en el juego aéreo. No es nada descabellado que uno de ellos sea el héroe clásico.

uno contra uno

Los duelos que se pueden dar en el clásico

SANTIAGO RODRÍGUEZ
Su capacidad para frenar y arrancar de manera inmediata, para cualquier perfil lo convierten en un jugador capaz de quebrar a cualquier defensa. Tiene ventaja en el mano a mano.
JOAQUÍN PIQUEREZ
Es veloz y también arranca con potencia, por lo que no debería tener problemas si lo atacan con pases largos. Sin embargo, no le va a ser fácil frenar a un jugador de gran habilidad como Rodríguez.

FACUNDO PELLISTRI
Nadie acelera como él cuando toma la pelota para encarar hacia el área rival. Se va por afuera o también por adentro metiendo buenas diagonales. Es un gran problema para Cougo.
AYRTON COUGO
Es más carrilero que lateral, pero su velocidad también le ayuda para jugar retrasado. Quizás Pellistri no pueda desnivelar tanto por afuera, pero otra historia será si le encara su perfil derecho.

FELIPE CARBALLO
No va a tener más remedio que ser solidario con Yacob para ofrecer resistencia en el medio. Quizás eso le quite algo de trascendencia a sus atributos técnicos. Igual será una lucha pareja.
JESÚS TRINDADE
Si se coloca bien, si intuye los movimientos de Carballo, probablemente gane el duelo, pero si el tricolor entra en contacto con el balón teniendo tiempo para moverse, se le va a complicar.

XISCO JIMÉNEZ
Ya demostró que se puede mover bien dentro del área, porque suele anticiparse a los defensas. Necesita una adecuada asistencia, caso contrario no será ningún problema para Laborda.
MATHÍAS LABORDA
No va a tener al habitual socio y quizás Peñarol pueda meterle presión para no dejarlo acomodarse mucho en la cancha. Puede controlar a Xisco porque es rápido y tiempista. Sabe cuando anticipar.

GONZALO BERGESSIO
Es el gran nombre de Nacional para ganar el partido, pero para ello necesita adecuada asistencia. Caso contrario, se lo comerán los zagueros. Especialmente Kagelmacher que gana en los anticipos.
GARY KAGELMACHER
Su tarea puede ser importante si Bergessio no consigue buenos socios. Es muy bueno en el uno contra uno y gana mucho en el juego aéreo defensivo. Lo puede complicar con los toques.

y en el banco
Rodrigo Amaral. FOTO: Marcelo Bonjour.
El aliento de Rodrigo Amaral, los goles de Luis Acevedo
Suplente 1:Amaral puede cambiar el trámite
Suplente 2Acevedo le da otra fuerza al ataque
Suplentes 3 y 4Davis Terans y Brian Ocampo

Si Rodrigo Amaral no tiene ningún inconvenientes en la rodilla, de la que viene recuperándose de un esguince, su presencia en el banco de suplentes será un punto relevante para Gustavo Munúa, dado que es el futbolista que puede cambiar el partido. Peñarol, en tanto, tendrá en la lista de relevos una cuota interesante de gol y que también puede alterar el trámite del encuentro clásico: Luis Acevedo. Además, no puede descartarse el aporte que pueden realizar David Terans por su pegada y Brian Ocampo por su técnica para desbordar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados