FÚTBOL FEMENINO

Un clásico entre Nacional y Peñarol que rompió el molde

Por primera vez habrá clásico en el Gran Parque Central y con público general.

Foto: Leonardo Mainé
Foto: Leonardo Mainé

El “no me quiero emocionar” de María Paz Vila, que provocó un gran aplauso antes de finalizar la conferencia de prensa en el Gran Parque Central, es el sentimiento más genuino de lo que viven por estas horas tanto las chicas de Nacional como las de Peñarol.

El sábado se disputará un clásico muy especial. Será el duelo entre Nacional y Peñarol por la última fecha del Torneo Apertura, pero que además tendrá como condimento extra que se disputará en el Gran Parque Central y con público.

Este último detalle es muy importante tanto para las chicas como para el fútbol femenino en general ya que hasta el momento todos los encuentros de este calibre se disputaban con listas previas, a diferencia de lo que sucederá en el encuentro del sábado para el que ya se venden entradas, que tienen un costo de 200 pesos y que se pueden adquirir para hinchas de ambas instituciones.

Distinto es lo que acontecerá con los duelos clásicos de inferiores que se desarrollarán en el Complejo de Rentistas y que continuarán con la modalidad que se ha utilizado hasta el momento en este tipo de juegos. El domingo Nacional y Peñarol se verán las caras en Sub 19 y Sub 16, pero con presencia limitada en las tribunas.

“Es uno de los puntos por los que luchamos. Que conozcan, que nos vengan a ver y que luego decidan si les gusta o no”, expresó Vila, mientras que su compañera tricolor Adriana Herrera agregó: “Estamos muy felices por la oportunidad del club y ya jugar en el Parque es un sueño, algo que esperamos hace mucho tiempo y que se dio redondo y más con la oportunidad de poder salir campeonas”.

Es que como si el encuentro no tuviera suficiente atractivo, además será una final porque el duelo que comenzará a las 15 horas definirá al campeón del certamen. Las chicas tricolores saben que tienen a su favor el hecho de que les sirven dos resultados para poder alzar el trofeo.

La ventaja en la tabla de posiciones que tienen las dirigidas por Diego Testas les permite saber que tanto con una victoria como con un empate podrán ser las campeonas, mientras que para que Peñarol logre campeonar deberá quedarse con los tres puntos jugando como visitante.

Eso también genera cierta ansiedad para las jugadoras tricolores y así lo comentó Herrera: “Hace un mes y medio que jugamos el último partido y la espera se hizo muy larga”, aunque su compañera manifestó: “Lo que sí nos resalta constantemente es la concentración. Es todo muy nuevo y puede llevar a desconcentrarnos. Venimos trabajando muy bien, confiadas en lo que hacemos. No cambiamos nada por ser clásico, por ser Peñarol ni ser final”.

“Esto es el piso. No queremos bajar más. Hoy logramos algo muy importante”, sentenció Vila, quien pudo cumplir su objetivo a medias, porque al fín y al cabo igual se emocionó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)