TORNEO APERTURA

Clásico: Nacional, Peñarol y una particular lucha para dominar el influyente juego aéreo

Gonzalo Bergessio, Fabricio Formiliano y Guzmán Corujo tienen goles de cabeza en los clásicos; Kagelmacher, Álvarez Martínez y Laborda también se lucen en las alturas.

El juego aéreo puede ser determinante en el clásico
El juego aéreo puede ser determinante en el clásico

Hay jugadores que dominan a la perfección el arte del cabezazo. Hay jugadores que al convertirse en los dueños del aire terminan siendo los más influyentes en una contienda clásica. El partido de mañana, en el Gran Parque Central entre Nacional y Peñarol, por este tipo de futbolistas, tendrá una gran batalla aérea.

De un lado estarán los goleadores. Del otro los zagueros, muy importantes en la lucha de las dos áreas, y en algún caso que también supieron mandar la pelota a la red en el eterno duelo entre las camisetas históricas del fútbol uruguayo. Será una lucha por adueñarse de un atributo que suele convertirse en un argumento convincente para ganar un partido.

a tener en cuenta

Por arriba son buenos

Mathías Laborda.
El zaguero suma cuatro goles en Nacional de cabeza. Dos se los hizo a Progreso, uno a Rentistas en la final del Uruguayo, otro a Fénix.

Guzmán Corujo
Tiene dos goles de cabeza con la camiseta de Nacional. Y uno se lo convirtió a Peñarol en el clásico del 12 de diciembre de 2019.

Agustín Álvarez Martínez
Lleva hasta ahora cuatro goles de cabeza en Peñarol. Dos de ellos los consiguió anotar en partidos de la Copa Sudamericana.

Gary Kagelmacher
Se ha hecho un jugador fuerte dentro del área y entrando por el segundo palo, pero de sus cuatro goles uno solo fue de cabeza.

En Nacional el mejor de todos es Gonzalo Bergessio. Lo reflejan sus números: 22 goles de cabeza con la camiseta tricolor, tres de ellos internacionales. Y también en análisis que realiza otro artillero que supo distinguirse por sus goles de cabeza: Waldemar Victorino. Para “Victorio” el cordobés es “el que mejor coloca el cuerpo. Tiene un buen salto y agilidad arriba para acomodarse. Sabe acomodar el físico para meterle el frentazo. Él siempre mira la pelota y se eleva después de haber buscado la mejor posición del cuerpo, porque gira para entrarle bien a la pelota”.

En Peñarol el mejor, pese a que su cuota de gol recién está creciendo, porque lleva cuatro de cabeza, es Agustín Álvarez Martínez. El “Canario” cuenta con el elogio y destaque de otro goleador que supo lucirse en los cabezazos: Miguel Peirano. Para el 9 que le dio un título Panamericano a Uruguay Álvarez Martínez “es el mejor delantero de los últimos tiempos en Peñarol que mejor se posiciona de frente al arco. Se perfila siempre muy bien, porque se acomoda para estar en la mejor postura. Tiene, incluso, muchas posibilidades de seguir creciendo, porque busca siempre tener la mejor opción, el panorama más claro”.

ojo con ellos

La infernal racha de "Lavandina" y el poder de "Tito"

Queda claro que el delantero y el zaguero son de temer dentro del área. Así que Nacional y Peñarol tendrán que tener máxima concentración para evitar que el castigo del gol llegue por medio de Formiliano o Bergessio.

Los 22 goles
De cabeza el delantero argentino suma una suculenta cantidad de conquistas. Sus víctimas preferidas por los tantos anotados fueron: 4 goles a Fénix, dos a Rentistas, dos a Rampla Juniors y dos a Atlético Nacional. También rompió las redes en una ocasión por equipo por medio de su cabezazo a las siguientes instituciones: Peñarol, Montevideo Wanderers, Deportivo Maldonado, Liverpool, Plaza Colonia, Danubio, Juventud de Las Piedras, River Plate, Montevideo City Torque, Cerro, Defensor Sporting y Atlético Mineiro.

El zaguero ganador
En el área rival Formiliano ha tenido un desempeño fabuloso y Peñarol lo agradece porque en total son 17 conquistas. Pero de cabeza facturó en diez ocasiones. Hasta ahora por medio de su gran juego aéreo “Tito” le anotó un gol a Nacional y también uno cada uno a los siguientes equipos: Progreso, Rampla Juniors, Boston River, Danubio, Atenas de San Carlos, Cerro, Defensor Sporting y a Cerro Largo por la actividad local. En los partidos internacionales le convirtió a Jorge Wilstermann por la Copa Sudamericana.

El remate de cabeza, obviamente, es una muy buena alternativa para abrir el clásico. Los dos saben que la fiesta puede caer desde arriba y sin ignorar el valor que tienen los dos centrodelanteros, está claro que los despiadados con la cabeza pueden ser varios.

Por ejemplo, Fabricio Formiliano tiene muy buenos antecedentes en el juego aéreo. Diez goles metidos de los 17 que lleva con Peñarol mediante la certeza de su remate de cabeza es una cifra por demás elocuente. Además, el “Tito” ya supo mandarla al fondo de la red en una contienda clásica, por lo que demandará una custodia especial.

Es notorio que Formiliano tiene astucia para anticipar y le sobra confianza para vencer a sus adversarios. A eso le agrega buena técnica de ejecución.

Por arriba puede venir algún gol decisivo
Por arriba puede venir algún gol decisivo

Del otro lado, no es menor el hecho de que Mathías Laborda haya logrado convertir cuatro goles de cabeza con la camiseta de Nacional. El zaguero, transformado por las circunstancias actuales en lateral derecho, cuenta entre sus características principales la buena mecánica de salto. Laborda se despega muy bien y termina siendo un gigante porque además de elevarse mucho sabe darle buena dirección a su disparo.

No se queda atrás Gary Kagelmacher. El otro zaguero de Peñarol también se ha mostrado importante en la definición de jugadas dentro del área rival, aunque en muchas de ellas no con una culminación de la acción con el cabezazo.

En ese sentido, Kagelmacher lleva un gol, pero se luce por su inteligencia táctica, porque sabe colocarse o lee la jugada para terminar quedando libre de marca.

Guzmán Corujo, que tiene dos goles de cabeza con Nacional, uno a Real Garcilaso y otro a Peñarol, se destaca por su velocidad de reacción para ir por la pelota y por la fuerza que utiliza para despegar hacia arriba.

Ubicación, elevación, potencia, precisión. Son aspectos que van a tener que aparecer en gran medida en el clásico para que uno de los dos equipos termine consiguiendo triunfar en un rubro de enorme peso. Porque el que se adueñe de los aires de las áreas seguramente terminará consiguiendo mucho de lo que persigue.

antecedentes

En los últimos clásicos

De los últimos diez goles que se convirtieron en los enfrentamientos entre Nacional y Peñarol, tres de ellos llegaron por la vía del cabezazo. En la victoria aurinegra 3-2 por el Torneo Intermedio (13 de diciembre de 2020) el que convirtió fue Fabricio Formiliano. En el 1-1 del Torneo Apertura (9 de agosto de 2020), el que triunfó en el fútbol de la azotea fue el cordobés Gonzalo Bergessio. En la final del Uruguayo del 12 de diciembre de 2019, quien metió un cabezazo ganador fue el zaguero Guzmán Corujo. En los anteriores empates en un tanto por bando, también se dio un gol de cabeza: en este caso lo hizo para Nacional el argentino Marcos Angeleri.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados