Desde el Arco

El clásico se juega antes

Hay partidos y partidos, y por más que en Nacional juren y perjuren que la mente está puesta en Fénix, todos están pensando en el clásico. De hecho, Gutiérrez reservó a Carlos de Pena, no lo va a poner ante el albivioleta para no correr el riesgo que le saquen una tarjeta amarilla y perderlo para el partido más importante del Clausura.

JOSÉ MASTANDREA

Y en Peñarol, por más que su situación es otra y los puntos pesan más cada fin de semana, se piensa más en el encuentro con Nacional que en el de Rampla. Y pruebas al canto: Bengoechea le pidió a Valdéz que se hiciese sacar una amarilla para tenerlo limpio ante el tricolor, y va a cuidar a Luis Aguiar para no exigirlo ante los "picapiedras".

Pero no sólo pasa aquí. En el fútbol argentino, en la antesala del superclásico, tanto Marcelo Gallardo en River, como el "Vasco" Arruabarrena en Boca, hicieron lo mismo que sus colegas uruguayos. Plantearon sus partidos previos al choque pensando en su rival de todas las horas. Así es el fútbol, y así se viven los clásicos. No hay vuelta que darle. Siempre fue así. Lleguen como lleguen, estén como estén, es el partido que todos quieren ganar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)