DE VOLEA

El clásico debe digitarse siempre

DANIEL ROSA

DANIEL ROSA

Respeto la opinión de quienes defienden a capa y espada la justicia deportiva o, en este caso puntual, la equidad. Que todos los equipos deben ser tratados por igual es incontrovertible en un Estado de derecho. Sin embargo, hay excepciones que son elementales y en el fútbol uruguayo una de esas es que el clásico siempre debe ser digitado.

Vivimos en un país polarizado futbolísticamente y, le guste a quien le guste o le duela a quien le duela, hay un solo cotejo que es el que realmente concita la atención: el que sostienen Nacional y Peñarol. No es como en Argentina, Brasil u otras partes del mundo en donde hay varios clásicos. Aquí hay uno solo. Y eso facilita las cosas, pero en Uruguay nos ocupamos y nos esforzamos por complicarlas.

Un clásico no solo mueve al fútbol, sino la seguridad, la política y hasta los comercios. Se decidió no digitar el clásico para 2020 y las consecuencias están a la vista. No hay escenarios ni fechas para que se juegue el del Apertura. Si se lo ubicaba en la fecha 12 o 13, se aseguraba dejarlo por fuera de la parte más cargada de la agenda local e internacional.

No solo hay que tener autocrítica, sino reconocer la realidad y, sobre todo, aprender para no repetir errores en el futuro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados