TORNEO CLAUSURA

Un clásico que cambia

Defensor y Danubio juegan un partido especial, que va a marcar su rumbo y el de los grandes en el Clausura.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Defensor Danubio

Defensor Sporting espera a Danubio en su casa del Franzini. Clásico. Para muchos, un clásico que va a cambiar EL clásico entre Peñarol y Nacional, porque se va a jugar el sábado, y los grandes van a llegar a su duelo con el resultado visto.

Ventaja, pero también presión deportiva, porque el resultado entre violetas y albinegros va a cambiar la estrategia y también la táctica del clásico mayor del fútbol uruguayo.

"De obtener una victoria en el clásico, Peñarol dará un paso muy importante", pero "hay que ver cómo salen los demás equipos que pelean el Clausura", dijo Pablo Bengoechea en Los Aromos previo al encuentro del domingo, apuntando al triunfo de su equipo pero también pensando en lo que puede pasar el sábado con Danubio, Defensor y River, que está metido en la pelea y juega ante Sud América.

"Lo que tenemos claro es que no podemos perder. Ganando nos arrimamos aunque hay dos o tres cuadros que tienen que jugar todavía, y mínimo vamos a quedar a tres puntos de la tabla y a uno de Peñarol, si tenemos la suerte de ganar. Si empatamos mantenemos esa distancia con Peñarol y tal vez le quitemos algún punto", declaró en Los Céspedes Álvaro Gutiérrez, también pensando en el clásico pero sin perder de vista los demás encuentros que se juegan el día anterior.

Es que el choque entre Defensor Sporting y Danubio no va a ser uno más. Va a ser decisivo. No sólo para ambos protagonistas, también para los que están en la pelea por el Clausura.

"Es un clásico", tiró Mauricio Larriera. Sabe lo que significa, y también lo que importa para el violeta, lo que vale un triunfo. Hoy su equipo está a cuatro puntos de Peñarol, a tres de Danubio, a uno de River Plate e iguala la línea de Nacional con 19 unidades.

Defensor se prepara con lo mejor. El receso le dio oportunidad de recuperar a varios lesionados, entre ellos a "Nico" Olivera, que estará a la orden del entrenador.

El violeta sabe que es su gran oportunidad. Tiene que ganar para meterse definitivamente en la pelea. Ganar y esperar a ver qué pasa el domingo entre aurinegros y tricolores.

Defensor le apunta a la victoria. Mañana y el viernes trabajará a puertas cerradas y ya quedará concentrado de cara al encuentro del sábado.

Sin Mauricio Lemos, Mathías Suárez, Mauro Arrambarri, Jaime Báez y Facundo Castro, todos asimilados a la selección Sub 20 de Uruguay, Larriera tuvo que rearmar el equipo.

Por ahora, el probable once aparece con Martín Campaña, Emilio Zeballos, Andrés Scotti, Ramón Arias, Lucas Morales, Federico Gino, Mathías Cardacio, Brian Lozano, Felipe Rodríguez, Maximiliano Barreiro y Adrián Luna.

Del otro lado aparece Danubio. El único escolta de Peñarol. Un solo punto lo separa del líder y sabe que un triunfo modificará la tabla y el clásico del domingo. Por eso Leo Ramos trabaja y sueña con la victoria. "Todos sabemos lo que significan los partidos con Defensor. Es un clásico, y hay que ganarlo". dijo en el complejo danubiano en una semana especial, donde su equipo volverá a estar en la mira de todos.

Sin Cristian González ni Gastón Faber, el equipo que se perfila hasta el momento es con Franco Torgnascioli, Matías De Los Santos, Joaquín Pereyra, Federico Ricca, Fabricio Formiliano, Jorge Graví, Hamilton Pereira, Ignacio González, Leandro Sosa, Matías Castro y Bruno Fornaroli.

Defensor y Danubio. Un clásico que puede cambiar EL clásico. De hecho, los hinchas de los grandes ya tomaron partido: los de Peñarol "harán fuerza por el violeta" y los de Nacional "irán por Danubio", como se sondea en las redes sociales.

Es que de lo que suceda el sábado, cambiará el panorama del domingo en el Centenario.

Pero ni a Defensor ni a Danubio les preocupa. Ellos jugarán "su" partido, ese que tienen que ganar, el que sus hinchas le reclaman cada temporada.

Saben que es un clásico, y que los puntos valen más que tres puntos. Se gozan y se sufren de otra manera. Los demás... que se arreglen.

RINCON ALBINEGRO.

Si gana le manda toda la presión a Peñarol.

Si gana Danubio pasa (provisoriamente) a Peñarol en la tabla del Torneo Clausura. Llegará a 25 puntos, y el aurinegro jugará el clásico con 23 unidades, sabiendo que lo único que le sirve ante Nacional es la victoria. Peñarol llegaría con más presión al clásico del domingo, ya que de no triunfar, pasaría a depender de otros resultados.

Si empata le da vida a los grandes y a River.

Si Danubio iguala, llega a la misma línea de Peñarol en la tabla pero le da la posibilidad al aurinegro de obtener otro resultado "favorable" ante el tricolor. El empate pasa a ser una segunda opción para Peñarol. También Nacional se mete en la pelea. Si gana iguala a Danubio (22 puntos) y queda a uno de Peñarol. River también sacaría ventaja.

Si pierde deja pasar el tren del Clausura.

Si pierde Danubio, crece Defensor y lo iguala (22) y Peñarol puede hasta darse "el lujo" de perder el clásico. También Nacional (si gana) treparía en la tabla igualando la línea danubiana. River, de ganar, lo superaría. Y si el triunfo clásico fuese de Peñarol ya se alejaría a cuatro puntos en la tabla y Danubio perdería el tren en el Clausura.

RINCÓN VIOLETA.

Si gana queda en medio de la pelea.

Si Defensor Sporting vence a Danubio el sábado lo iguala (22 puntos) en la tabla, tiene que esperar una derrota de Peñarol (23 puntos) y que River Plate (20 puntos) no gane frente a Sud América. Pero quedaría con un panorama alentador de cara al cierre del Torneo Apertura. El equipo de Mauricio Larriera hoy tiene 19 unidades, y de no vencer a los danubianos, se alejaría de la lucha por el cetro. El clásico del sábado será vital.

Si empata depende de los demás.

El empate lo dejará mal parado al violeta. Hoy está a cuatro puntos de Peñarol, a tres de Danubio, a uno de River e iguala a Nacional con 19 unidades. Si iguala, tiene que esperar a ver qué sucede con los demás equipos que están en la pelea. Lo mejor sería que todos empataran, o que perdiera el aurinegro y el darsenero no sumara ante la IASA en San José. Tendrían que darse una serie de resultados para seguir en la lucha.

Si pierde ya se despide de todo.

Una derrota ante Danubio lo dejará afuera al violeta de toda pelea. Los franjeados le sacarían seis puntos, y dependería también de los otros resultados en los cruces que bien pueden marcar su rumbo en el Torneo Clausura. Defensor no puede perder si es que pretende seguir en carrera por el campeonato. Ganando, no sólo estaría alcanzando a su rival de turno, sino que entraría al pelotón de los de arriba. Será un partido clave para los violetas. De esos que definen su futuro hasta en la Anual, donde pelea por las copas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)