NACIONAL

La clase intacta del 10: Martín Ligüera frotó la lámpara y anotó un golazo

El volante tricolor le dio la victoria a su equipo con un espectacular tiro libre a los 78’.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Gerardo Pérez

El hincha de Nacional se fue anoche del Estadio Centenario con una sonrisa y el responsable fue Martín Ligüera. El 10 tricolor resultó determinante en un pobre partido de fútbol que se abrió con una pelota quieta.

Los albos lograron su segundo triunfo en cuatro presentaciones en el Uruguayo Especial, pero recién encontraron la tranquilidad a los 78, luego de que Ignacio Pallas le hiciera una falta a Tabaré Viudez en la media luna del área grande de Fénix.

La clase de Martín Ligüera apareció como no había sucedido a lo largo de todo el encuentro y el volante tricolor puso la pelota en un ángulo, lejos de un Santiago Mele que le regaló todo el palo derecho al jugador de Nacional.

En silencio, Ligüera no gritó el gol ni gesticuló por respeto a su exequipo, pero sus compañeros no demoraron en subirlo en andas mientras la Colombes no paraba de cantar.

Y motivos sobraban porque Fénix le planteó un partido netamente defensivo a un Nacional que encontró el gol con un balón detenido.

Martín Lasarte apostó por la inclusión de Ligüera como titular por primera vez en el Campeonato Uruguayo Especial y el ojo del entrenador no falló. El 10 tampoco.

A pesar de que Rosario Martínez mandó al campo de juego a Fernando Sellanes para ejercerle una marca personal al creador tricolor, un tiro libre cambió todo.

"Estaba incómodo. Rosario (Martínez) me puso una marca personal y lo hizo muy bien, pero por suerte se abrió el partido con esa pelota quieta porque es muy difícil que Fénix se equivoque en la defensa", dijo Ligüera tras el partido, agregando que "me seguía por todos lados y a uno ya le cuesta un poco más que antes. No me dejó libertad para jugar y terminé esperando a ver si me quedaba alguna jugada de pelota quieta y por suerte me quedó esa".

Antes, en pleno descanso, el volante de Nacional mantuvo una pequeña charla con Lasarte para ver cómo respondían a esa pegajosa marca de Sellanes y el entrenador confesó que "en el entretiempo me dijo que solo quiero que me quede una de tiro libre y así fue. Nos dio el triunfo".

Contra su exequipo, Ligüera frotó la lámpara como ya lo había hecho en Capurro y le dio la victoria a Nacional.

El regreso.

Desde que volvió a Nacional, la de anoche fue la primera vez en la que Martín Ligüera jugó los 90. Fue decisivo con su gol de tiro libre y le dio tres puntos de oro al equipo de Martín Lasarte.

El 10 tricolor había estado 25 ante Danubio en la primera fecha en Jardines, jugó 55 contra Plaza Colonia en el Gran Parque Central y con Liverpool en Belvedere jugó 45 el domingo.

JUGÓ LOS 90 Y FUE DECISIVO.

La marca - Personal.

Fénix salió a plantear un partido táctico y defensivo ante un Nacional que apostó al juego de Martín Ligüera, pero Rosario Martínez mandó a Fernando Sellanes a seguir al 10 tricolor. El volante albivioleta cumplió e incomodó al creador albo.

El gol - Única vía.

En un partido tan cerrado como el de anoche en el que Rosario Martínez le puso una marca personal a Martín Ligüera, el 10 de Nacional solo tenía la chance de sobresalir en las pelotas quietas y lo hizo. Con un soberbio tiro libre, anotó el gol del triunfo.

El próximo rival

Tras el triunfo de anoche ante Fénix, Nacional logró su segundo triunfo en el Campeonato Uruguayo Especial y no quiere perderle pisada a los de arriba.

Ahora, el equipo de Martín Lasarte se medirá en la quinta fecha contra Wanderers como visitante. El bohemio estará en medio de la serie de octavos de final de la Copa Sudamericana ya que jugará esta semana en Montevideo y tras el encuentro ante los tricolores, volverá a hacerlo la siguiente semana en Colombia.

Fénix por su parte, visitará a Rampla Juniors.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º