ESPAÑA

El Clan Villar

Los motivos de la caída de Ángel María Villar y su hijo Gorka, los "dueños" del fútbol español.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ángel María Villar

Los barros de la FIFA y la Conmebol terminaron hundiendo a dos personajes que, casi milagrosamente, se habían mantenido a flote en la podredumbre: Angel María Villar y Gorka Villar, presidente de la Real Federación Española de Fútbol y exsecretario general de la Confederación Sudamericana de Fútbol respectivamente. O, más simplemente, padre e hijo. También eran de los últimos representantes de la era Blatter que todavía no habían terminado presos o defenestrados.

Desde esta semana, ambos están en prisión incondicional sin fianza en la cárcel madrileña de Soto del Real, procesados por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz en virtud de numerosos delitos. El magistrado también ordenó detener a otros dirigentes del fútbol español, en el marco de un operativo que conmovió hasta los cimientos del deporte de ese país.

En una resolución de 44 folios, el juez Pedraz acusa a los Villar de “administración desleal, apropiación indebida y/o estafa, falsedad documental y corrupción entre particulares” y niega la fianza ante la posibilidad de que los imputados puedan huir de la Justicia o obstruir la investigación, “máxime ante la gran capacidad económica de la que disponen”.

El auto de procesamiento, que utiliza como pruebas grabaciones telefónicas e información documental, describe cómo Ángel Villar logró mantenerse al frente del fútbol español ininterrumpidamente desde 1988 comprando las voluntades del resto de los dirigentes. También muestra cómo Gorka Villar, sin pertenecer a los cuadros de la Federación Española, lucraba con ella. Y cómo ambos obtenían beneficios a través de negocios con empresas irregulares.

El dirigente habría instrumentado “una red clientelar para la contratación del personal”, fundamentalmente familiares, y adjudicar “de manera arbitraria contratos de suministro y prestación de servicios a empresas vinculadas, bien directamente o bien a través de familiares”, indica el auto.

Villar también usó “el patrimonio ajeno que administra”, esto es, el de la Federación para conceder beneficios a algunos de los presidentes de las federaciones en cuyo ámbito no tenía asegurado el apoyo.

El País de Madrid informó que la investigación destapó además los contactos políticos de Villar, como el exsecretario de Estado para el Deporte Rafael Cortés Elvira, quien sería “uno de los grandes protectores del presidente del fútbol apresado”, según el periódico.

EXFUTBOLISTA.

Ángel María Villar (67) fue futbolista del Athletic Bilbao y llegó a defender la selección española en 22 partidos. Luego de ser dirigente del sindicato de jugadores, a los 38 años fue elegido presidente de la Federación Española. El día que asumió el cargo, se permitió parafrasear a John Kennedy: “No pienso en lo que este organismo me va a dar, pienso en lo que yo voy a dar a este organismo”.

Desde entonces se mantuvo en su sillón, acumulando títulos con el seleccionado español pero también controversias por su manejo personalista y poco transparente. Sin embargo, fue zafando de todas las acusaciones, que generalmente llegaban por parte de dirigentes rivales. Al mismo tiempo, comenzó a ganar poder en la FIFA, bajo el manto protector de Julio Grondona, todopoderoso presidente de la AFA. Últimamente aspiraba a presidir la Unión Europea de Fútbol, pero sin sus padrinos se convirtió en una tarea difícil.

En su columna de La Nación, el periodista argentino Ezequiel Fernández Moores recordaba las largas charlas entre Villar y Grondona, en la cual aquel decía “furbol” y este “fúbol”, ya que ambos no pronunciaban bien el nombre del deporte que los enriqueció.

SABER MÁS

Las increibles revelaciones del procesamiento

• Ángel Villar despidió a la secretaria general de la Federación Española, Esther Gascón, pagándole 300.000 euros de indemnización, para contratarla de nuevo al otro día. En una conversación pinchada, el vicepresidente de la organización, Juan Padrón (también detenido), se niega a ese manejo. “¿Qué es esto? ¡Como si fueran 300 pesetas! Trescientos mil euros... ¡Mi madre querida!”.

• Enterado de eso, Gorka Villar entra en cólera: “Juan Padrón es historia... yo a mi padre no le voy a permitir, vamos... me voy a encabronar con él seriamente si Juan Padrón dentro de 15 días no está fuera. A mí Juan Padrón lo que diga me da lo mismo porque en 15 días no va a estar más”.

• En una charla grabada entre Ángel Villar y José Ángel Peláez, presidente de la Federación Cántabra de Fútbol, este le informó que había dejado fuera de reparto 5,2 millones para usar a criterio personal de Villar como presidente. “Para lo que se te ponga de los huevos”, le llegó a decir Peláez sobre esos fondos.

• En otra grabación, el extécnico de la selección española, Javier Clemente, le dice a Padrón, refiriéndose a dirigentes regionales: “Pues ha entrao el de Murcia... ¿Te dije yo que entraba el de Murcia?, ya le han metido al de Murcia también... Le han metido al de Bilbao, al caradura del de Bilbao, el de Murcia, el otro...han metido a muchos más, son votos, son votos compraos ¡joder Juan!...apoyos comprados...Decir amén, amén, amén por...por llevarse unos dineros”.

• Gorka Villar le reprocha a su padre que tenga contratados y empleados con poca aptitud y altos salarios: “Tienes que empezar a dejar de confundir la lealtad hacia las personas con la incapacidad... te meto tal cosa o te jubilo de puta madre”.

• Juan Padrón, al extécnico Clemente. “A Villar la Federación le importa tres cojones”.

• El presidente de la Federación Cántabra se queja en otra grabación de la posición de Gorka Villar en la sombra: “La putada es que tú lo tienes que hacer desde una sombra. Yo no entiendo por qué no se puede, por ejemplo, el darte una contratación directamente al despacho para que las cosas sean de manera oficial”. Gorka le responde: “Yo no puedo salir a una pizarra delante de todos vosotros y empezar a hablar de conflictos de intereses, un gobierno y demás, y yo de repente cargarme todas las normas de un gobierno. No puede ser, macho”.

• Además, en otra parte del auto de procesamiento se indica cómo el propio Gorka “reprocha a su padre que los días que él (Ángel María) ha estado de viaje, todo ha estado bajo control gracias a que él (Gorka) ha estado en la RFEF, pero que debe crear un gabinete de personas que le hagan “sus cosas”, “en cuya creación Gorka también parece influirá”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados