DEFENSOR SPORTING

Las cinco columnas que sostienen la campaña

El violeta ha encontrado pilares dentro del plantel que lo han llevado a ganar el Apertura y hoy pelear tanto la Anual como el Clausura.

Foto: Archivo El País
Foto: Archivo El País

Eduardo Acevedo siempre dice que la clave de este Defensor Sporting campeón del Apertura, finalista del Intermedio y líder de la Tabla Anual es el grupo y, sobre todo, la columna vertebral que armó.

El técnico violeta apunta siempre a formar sus planteles en torno a jugadores que tienen don de liderazgo en el vestuario y que son los que de alguna manera regulan lo que pasa allí. Cumplen no solo el rol de futbolistas en cancha, sino también de filtro para que los inconvenientes que puedan aquejar a los jugadores no lleguen hasta el cuerpo técnico y mucho menos a la institución.

“Siempre digo que más que futbolistas, lo que necesito son socios para poder cumplir las metas y para eso preciso tener en el plantel líderes en el vestuario. Es muy difícil tener a un plantel de 25 o más jugadores contentos, pero el grupo sostiene todo. En los tácticos trabajo en espejo y lo hago con todos los jugadores del plantel, pero esa es solo una parte. La de los referentes del plantel es tener a todos enfocados en conseguir los objetivos como grupo. Además, nosotros no somos de reforzarnos con jugadores de afuera, pero los que vienen tienen como objetivo generar una competencia interna -sana pero competencia al fin- que mantiene a todos motivados. Todo eso permite que, cuando algún jugador falta, el que entra no falla”, explica Acevedo.

¿Y quiénes componen esa columna vertebral del equipo que además son referentes en el vestuario? El capitán Andrés Lamas, su compañero de zaga Nicolás “Coto” Correa, el arquero Guillermo Reyes y los volantes Mathías Cardacio y Matías Cabrera.

Ellos son los encargados de manejar el vestuario, pero también son figuras importantes dentro del campo de juego. Eso les ha dado hecho ganar respeto entre sus compañeros, porque no solo hablan, sino que son los que dan el ejemplo cuando la pelota se pone a rodar.

Ellos son las cinco columnas sobre las que se apoya el éxito violeta.

Andrés Lamas
El capitán
Foto: Archivo El País

Tiene 33 años y es de los más experimentados de un grupo que está en constante renovación. Retornó al club en 2015 y en lo que va de la actual campaña ha disputado 26 partidos, con dos goles. El zaguero no es de convertir mucho, pero generalmente lo hace en partidos clave.

Nicolás Correa
Un teniente
Foto: Archivo El País

Compañero de Lamas en la zaga y en el liderazgo del plantel. También tiene 33 años y aunque llegó al club apenas el año pasado, rápidamente se convirtió en referente por lo que transmite tanto adentro como afuera del campo. Para Acevedo es un jugador fundamental por la ascendencia sobre sus compañeros. Lo trajo lugo de tenerlo en Cerro.

Guillermo Reyes
Da tranquilidad
Foto: Archivo El País

Apenas llegó a Defensor, Acevedo hizo un pedido urgente: un arquero. Y allí comenzó a solucionar el tema de la solvencia defensiva. Al violeta le convierten poco. Con 26 goles en contra en el año, es después de Peñarol (21) el menos vulnerado. A Reyes le anotaron 22 goles, a un promedio de 2 cada 3 partidos.

Mathías Cardacio
El fiel de la balanza
Foto: Archivo El País

Se ha convertido en el futbolista que marca el equilibrio del equipo. Con 30 años pero una vasta experiencia internacional, el volante es el jugador táctico por excelencia del plantel. Siempre bien parado, cubriendo espacios y dándole buena salida al equipo. Tiene 24 presencias y 1 gol. Afuera de la cancha es de los que más grupo hace.

Matías Cabrera
Dueño del fútbol
Matías Cabrera

De perfil bajo, pero de los que dicen las palabras justas de acuerdo al momento. A los 31 años, el volante es de los que más experiencia tiene y el encargado de poner el vértigo cuando el partido lo requiere o la pausa que sea necesaria. De sus pies nacen los ataques violetas y también la primera línea de contención.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados