UEFA

Champions: con un tridente inspirado, el Barça ganó al Dortmund y clasificó

Barcelona venció 3-1 al conjunto alemán en el Camp Nou con un gol de cada delantero: Luis Suárez, Lionel Messi y Antoine Griezmann; Jadon Sancho descontó para la visita.

Lionel Messi, Luis Suárez y Antoine Griezmann en Barcelona
Foto: Reuters

El Barcelona pasó a la siguiente fase de la Champions League como primero de grupo, después de imponerse ayer 3-1 al Borussia Dormund con goles del tridente del mate amargo.

Messi y Suárez se encargaron de noquear al visitante en cuatro minutos del primer tiempo y después, en el complemento, Griezmann completó la tarea.

El uruguayo tuvo un muy buen partido y fue el complemento ideal en el ataque para un Messi inspirado en su partido 600 en el primer equipo culé.

Tras el susto del primer minuto, cuando entre Ter Stegen y Umtiti salvaron lo que pudo ser una tempranera ventaja de los alemanes en los pies de Nico Schulz, el equipo local apretó adelante y pasó cinco minutos acorralando a los visitantes. Suárez tuvo su primera acción protagónica recién a los 14 cuando intentó escapar de Hummels con un movimiento al vacío y el internacional alemás lo derribó.

A los 21, el uruguayo y Messi hacieron una muy buena combinación, que terminó con un gol del salteño que no subió al marcador por fuera de juego.

Justo cuando casi llega la medio hora de partido, Suárez marcó la apertura en una posición muy ajustada que ameritó la revisión del VAR, tras asistencia de Messi. Unos minutos de suspenso y se validó, después del gran festejo del goleador charrúa con su equipo. Su gol, el tercero en esta Champions, llegó en el momento justo.

A partir de ahí, el Barça se lanzó al abordaje para intentar liquidarlo. El Borussia acusó el primer gol y se sucedieron las chances para el dueño de casa.

A los 32, De Jong recuperó frente al área y cedió para Messi, que se la pasó a Suárez. El charrúa vio de reojo que el capitán pasaba a su lado. Se la dio al hueco y el 10 se la cruzó. Con ese 2-0, la hinchada del Camp Nou ganaba la partida a los miles de hinchas alemanes que callaron ante la autoridad goleadora rioplatense.

A nada del final del primer tiempo, el salteño “noqueó” involuntariamente al árbitro francés Clément Turpin, quien recibió un pelotazo cuando el charrúa buscaba una pared. El referí cayó al suelo pero alcanzó a silbar para parar el juego mientras se llevaba las manos a la cara.

En el segundo tiempo, el Borussia intentó retomar el control de la pelota y prolongar su posesión, pero sin inquietar a Ter Stegen. En el otro frente, Messi seguía buscando empecinadamente a Griezmann, como si quisiera darle su gol.

El que la sigue la consigue, dice el refrán. A los 66, Messi cruzó para Griezmann y esta vez el galo no falló. El abrazo fue total mientras festejaban el 3-0.

Minutos después, Messi ató la pelota al pie e hizo una jugada épica propia del espectáculo del Cirque du Soleil que lleva su nombre. A los 75, por si le faltaba algo más, clavó la pelota en el fierro del ángulo derecho de la portería alemana ante el delirio de la tribuna.

Dos minutos después, Sancho logró fusilar a Ter Stegen en jugada solitaria y puso el 3-1. A cuatro minutos del final los alemanes hicieron una gran jugada, con Mario Götze en el campo, que Ter Stegen logró mandar al horizontal en una gran estirada, evitando así un peligroso segundo gol amarillo.

A esa altura del encuentro, al Barça se le dificultaba quitarle la pelota al Borussia y cada vez le pesaban más las piernas. Luis Suárez dejó la cancha al final para darle paso a Wagué en la defensa.

El partido terminó con la clara victoria del equipo culé, que se aplicó a fondo para defenderla y poder viajar a Milán con la clasificación en las valijas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)